Cookies!

Bioguia utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Hogar

Cómo tener una fuente interminable de ajo en casa

El ajo no solo es bueno para añadir sabor a tus platos. También es útil para preparar una amplia variedad de remedios naturales. Aprende cómo tener ajo en casa siempre.

Hogar

Cómo tener una fuente interminable de ajo en casa

El ajo no solo es bueno para añadir sabor a tus platos. También es útil para preparar una amplia variedad de remedios naturales. Aprende cómo tener ajo en casa siempre.

Simona Ichariba

Actualizada 16/08/2019

El ajo es una planta utilizada desde hace más de 7.000 años en la medicina natural debido a sus extraordinarias propiedades curativas.

Cuando se encuentra en su proceso de germinación, produce múltiples sustancias químicas, entre las que se encuentran las fitoalexinas. La planta las utiliza para protegerse de insectos, virus, bacterias y plagas. Si bien son tóxicas para los microorganismos e insectos, resultan muy beneficiosas para la salud de las personas.

ajo diente cabeza ajo

[También te puede interesar: Descubren que la cebolla y el ajo pueden protegernos del cáncer]

Como verás, el ajo no solo es bueno para añadir sabor a tus platos, sino que también es útil para preparar una amplia variedad de remedios naturales.

Beneficios de consumir ajo

1. Sistema inmune

El ajo es un súper estimulante, probado y verdadero, del sistema inmunológico. La investigación muestra que las personas que toman un suplemento de ajo al día pueden reducir su riesgo de contraer resfriados y gripes en un 63%. Además, es útil en el tratamiento de las infecciones por estafilococos y estreptococos. Muchas personas también hacen su propio aceite de ajo para ayudar a acelerar el tratamiento de las infecciones de oído.

2. Salud Cardiovascular

Comer ajo junto con otros alimentos ayuda al cuerpo a combatir mejor el colesterol. Esto reduce significativamente el riesgo de enfermedad cardíaca y accidente cerebrovascular. El ajo también es ideal para personas que sufren de presión arterial alta. Comerlo diariamente puede reducir la hipertensión hasta en un 8%.

shutterstock_276438362.jpg

3. Prevención del Cáncer

Los investigadores han descubierto que el ajo que una persona incorpora de manera regular en su dieta, puede reducir el riesgo de cáncer de estómago, cáncer colorrectal y cáncer de hígado.

4. Buen descanso

Ayuda a dormir mejor. La alta concentración de zinc del ajo ayuda a relajar todos los músculos durante el sueño.

[También te puede interesar: Dormir con un diente de ajo bajo tu cama puede mejorar tu vida y te traerá más beneficios de los que imaginas]

Cómo cultivar ajo en casa

Afortunadamente, hacer crecer el ajo es muy sencillo. Tanto si tienes espacio para unas pocas plantas, como si tienes un pequeño jardín al aire libre que te sirva de huerto ocasional, será una buena idea añadir esta maravillosa hierba para tenerla siempre a mano.

Recuerda que únicamente debes plantar dientes de ajo orgánicos. Esto no solo es mucho mejor para tu salud, sino que además, el ajo no orgánico de los supermercados, es a menudo tratado químicamente para que no brote bien cuando se planta.

shutterstock_1087334201.jpg

Paso a paso

1. Planta el ajo antes de que el suelo se enfríe mucho. La mejor época es antes del invierno. Si estas cultivando en un huerto interior, por supuesto que esto no importa.

2. Utiliza el sustrato correcto: suelto y fértil. Hazle surcos poco profundos a unos 15 centímetros de distancia el uno del otro.

3. Separa los ajos de una gran cabeza orgánica. Pon a un lado solo los dientes más grandes para la siembra, y usa los más pequeños para cocinar o para medicina natural.

4. Planta los dientes a unos 5 centímetros de profundidad, y a unos 10 centímetros de distancia entre sí. Asegúrate de que el extremo puntiagudo del diente quede hacia arriba.

5. Rellena los huecos con tierra y riégalos con agua. Se pueden añadir algunas hojas marchitas o compost también.

6. En la primavera (o cada vez que los brotes comiencen a aparecer), fertiliza tus plantas de ajo. Riégalas cuando el suelo se sienta seco a unos dos centímetros por debajo de la superficie. Verás que no necesitarán mucha agua. Puedes cortar las flores que crecen para que la planta no se vaya en vicio.

7. Mantén un registro de cuántas hojas tiene de cada planta. Cuando tengan cinco o seis hojas verdes, será momento de tirar de ellos hacia arriba.

8. La cosecha se puede comer de inmediato, pero si decides guardarlos para más adelante, puedes limpiarlos, colgarlos en un lugar fresco y seco, y luego almacenarlos en un sitio oscuro y bien ventilado. ¡A disfrutar!

y tú, ¿ya has cosechado ajo en casa? ¡Comparte con tu familia y amigos!

Importante: Debe aclararse que Bioguia no da consejos médicos ni receta el uso de técnicas como forma de tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, Bioguia no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información de naturaleza general para ayudar en la búsqueda de desarrollo y crecimiento personal.

Fuentes:

Juicing for Health

Conocer Salud


Otros

Ambiente

Se propuso nadar por la región más contaminada del océano: esto es lo que ha encontrado

El nadador francés Ben Lecomte viaja todos los días entre la mayor acumulación de plástico marino en el mundo, y esto es lo que ha aprendido.

Alimentación

Moringa: usos y beneficios del verdadero "árbol de la vida"

La moringa es una planta medicinal que ha sido utilizada por la medicina ayurveda para trabajar con cientos de dolencias. Estos son sus beneficios.

Salud

Haz este ejercicio de respiración cuando estés estresado volviendo a casa

La respiración es una herramienta ideal para ayudarnos a bajar la ansiedad y el estrés que tanto pueden enfermarnos física, mental y emocionalmente.

share