¿Te encuentras en el camino de desplastificar cada rincón de tu hogar? Quizás habrás notado que el cuarto de baño es uno de los espacios que más plástico suele tener. Esto suele ser un desafío a la hora de cambiar nuestros hábitos y elegir opciones más ecológicas.

No obstante, encontramos cada vez más opciones zero waste en el mercado, cuyos envases y composiciones están libres de plástico. Sigue estos pasos para decirle adiós a este material, que resulta tan dañino para nuestro planeta.

[También te puede interesar 10 pequeñas acciones para llevar una vida más sustentable]

1. compra de manera consciente

Antes de adquirir un nuevo producto, evalúa diferentes opciones. Analiza su empaque, composición y posibles consecuencias ambientales.

Por ejemplo, si el envase está compuesto de plástico, considera otras alternativas que impliquen un menor impacto ambiental. Siguiendo este consejo, en lugar de un cepillo dental de plástico, podrías elegir uno hecho de bambú que sea compostable.

Los productos que elegimos cuentan. Por eso, ser consumidores informados es fundamental para desplastificar nuestro hogar.

2. ordena y analiza los productos de tu baño

Haz una lista de los productos que ya tienes y analiza si éstos cumplen con el propósito de desplastificar tu cuarto de baño.

No tires los que ya has comprado: espera a que se acaben y, si es posible, reutiliza los envases. Cambia de a un producto por vez. Por ejemplo, comienza por reemplazar la pasta de dientes industrial por una opción más ecológica.

Continúa por el champú, luego por el cepillo dental, siguiendo con el jabón, la esponja, y así sucesivamente hasta reemplazar todos.

hisopos

3. Cambia los productos químicos por opciones naturales

Anímate a crear tu propia pasta dental en casa. En lugar de exfoliar tu piel con cremas o jabones que contengan microplásticos, opta por una esponja vegetal, que además es compostable.

Elige jabones que contengan ingredientes naturales, en lugar de químicos industriales. Además de aprovechar productos que tengas a mano, estarás ayudando a cuidar de nuestro ecosistema. Las opciones industriales pueden generar residuos que acaban contaminando los mares.

4. elige materiales que tengan una mayor vida útil

Cambia las rasuradoras desechables, que habitualmente contienen plástico, por una de metal que puedas reutilizar sin generar residuos.

mujer sosteniendo una copa menstrual

Los productos desechables para el período menstrual causan un gran daño al planeta. En lugar de toallitas o tampones descartables, anímate a utilizar la copa menstrual. Su vida útil es de aproximadamente 10 años.

[También te puede interesar Turismo zero waste: ¿cómo generar menos residuos mientras viajamos?]

A la hora de elegir hábitos más sostenibles, recuerda respetar tus tiempos y dar pequeños pasos. ¡Si has dado el primero, ya estás en el camino de decirle adiós al plástico!

y tú, ¿qué opinas al respecto? cuéntanos en los comentarios.