Tendencia en todo el mundo, esta técnica de jardinería arrasa en los distintos países como una manera de relacionarse aún más con la naturaleza, aunque sea desde el propio hogar. Te invitamos a conocer qué es una kokedama y cómo hacerla en el siguiente artículo.

Actualmente se pusieron de moda en muchos rincones del planeta, por lo que es lógico que muchos se pregunten cómo hacer una kokedama pero, si bien el auge surgió en los últimos años e incluso meses, se trata de una de las tradiciones japonesas relacionadas con la jardinería más antiguas que existen.

Si el nombre no te resuena no te preocupes, seguramente hayas visto una planta kokedama en alguna tienda de decoración, en un vivero, en la casa de algún amigo o incluso, puede hasta que tengas alguna en tu hogar.

Como mencionamos anteriormente han llegado para quedarse no sólo como un elemento decorativo, sino como una forma de relacionarse con el planeta y sentirse más conectado con él. Con el simple hecho de contar con una kokedama, esta planta dará una energía especial y particular al ambiente y colaborará a que estés con buena energía, incluso si toca pasar mucho tiempo en el mismo espacio.

Su auge en esta época tiene una razón de ser. Las personas han aumentado su interés por vincularse con la naturaleza, por hacerse tiempo para uno mismo, por disfrutar de esos pequeños espacios que reconfortan. Incluso, desde el 2020, con la llegada de la pandemia hubo una mayor sensibilización por el cuidado ambiental y el contacto con lo natural.

Pero, más allá de esto, en este artículo te contamos exactamente qué es una kokedama y cómo hacerlas en tu hogar.

[Tal vez pueda interesarte: ¿Cómo hacer velas aromáticas paso a paso en casa?]

kokedama como hacer

Kokedama: significado

Antes de hablar sobre cómo hacer kokedama colgante, es importante conocer un poco sobre su historia y significado.

Como se explicó anteriormente, kokedama es una técnica japonesa que tiene como objetivo crear plantas ornamentales. Si de su etimología hablamos “Koke” significa musgo y “dama” bola, por lo que para decirlo de manera simple es una bola de musgo, o mejor dicho una planta decorativa cultivada dentro de un musgo.

Con la técnica de kokedama, plantas ornamentales de distintos tamaños son posibles de lograr: medianas y chicas, con flor o sin flor, tanto para exterior como para interior, y por sobre todas las cosas súper originales.

Su origen se remonta a la historia antigua del Japón: mientras que los ricos dominaban el arte del bonsái, la gente más humilde admiraba la belleza de estas plantas pero no tenían acceso a los materiales ni técnicas. Por eso, como una variación a este tipo de especies se comenzaron a cortar los musgos para cubrir la tierra en donde estaban las raíces de las plantas y las ataban con soga. Esto dio origen a lo que hoy se conoce como plantas kokedama.

Sin embargo, pese a ser algo natural, en la actualidad es necesario tener expreso cuidado con el musgo, que es una especie fundamental en ecosistemas de muchos países. Por eso, dependerá del lugar donde te encuentres para tener especial cuidado en no comprar musgo que se haya extraído de su espacio nativo, provocando un daño a la biodiversidad del lugar.

¿Cómo hacer una kokedama?

Si de cómo hacer kokedama planta se trata, es necesario decir que es un procedimiento bastante sencillo de lograr y por supuesto tiene muchos beneficios para el lugar.

Por ejemplo, si se realiza una planta chica ocupa muy poco espacio del hogar, e incluso como puede ser un kokedama colgante el espacio que requiere es aún menor. Además, el sistema de riego es especial ya que queda todo contenido en el musgo, por lo que es ideal para interiores de departamentos.

Asimismo, al realizarlas no sólo encontrarás un entretenimiento sino que también será un momento de contacto con la tierra, con lo natural, que ayudará a estar relajado y bajar los niveles de estrés.

Por último, es bastante económico si se realiza personalmente y además no es necesario contar con macetas para poder hacerlas. Ahora sí, basta de rodeos, veamos cómo se hacen paso a paso.

kokedama como hacer

[Tal vez pueda interesarte: Kokedamas: Cómo hacer plantas sin macetas paso a paso y cuáles son sus cuidados]

Materiales

  • Planta a elección

Si bien la mayoría de las plantas se adaptan, quizás sea recomendable no tener en cuenta a los cactus y suculentas, ya que como son plantas que requieren poca hidratación es probable que se pudran o ahoguen rápidamente, ya que en la kokedama el agua queda contenida en el musgo. Entre las plantas recomendadas se pueden mencionar la azalea, el palo de agua, el cordyline, el philodendro y la peperomia.

  • Tierra, arcilla y arena de río fina

La proporción más o menos es 70% de tierra (si es turba, tanto mejor); 25% de arcilla (es la que endurece y contiene la humedad) y 5% arena.

  • Musgo o fibra de coco

Como se dijo, para evitar un daño a la biodiversidad, el musgo puede reemplazarse por fibra de coco, que tiene características similares en cuanto a la absorción del agua pero es mucho más sustentable.

  • Hilo o cordel

Si es de algodón y de color marrón para que no se vea, quedará mucho mejor.

Paso a paso

1- En caso de utilizar musgo, será necesario humedecerlo (que no quede exceso de agua) e ir mezclando con la arcilla y la arena. Una vez realizado esto, esparcir el musgo sin dejar espacios en forma de círculo y colocar la planta en el centro.

En caso de elegir la fibra de coco, simplemente habrá que mezclar la tierra con la arcilla y la arena, hasta formar una especie de pelota de barro. Luego se le deberá realizar un agujero en el centro para insertar la planta

2- En caso de haber hecho con musgo, será necesario quitar la planta de la maceta donde se encuentra, con la tierra incluida, y colocarla en el centro. Rodear la tierra con el musgo formando una especie de balón. Si se eligió la pelota de barro, será el mismo procedimiento.

3- Rodear con fibra de coco la bola de barro para lograr que quede firme. En caso de haber utilizado musgo, se deberá coser con el hilo elegido por el medio, dándole varias vueltas para que quede bien sujeto todo.

4- Y este paso es el mejor. Una vez que ya hayas cumplido con todos los pasos puedes colgar la kokedama en donde más te guste.

como-hacer-kokedama

Kokedama: cuidados

Ahora que ya conoces cómo hacer una kokedama, será preciso mencionar algunos cuidados básicos que se deberán tener en cuenta para que la planta viva de una mejor manera. Con un buen cuidado, requerirá mantenimiento recién a los meses e incluso al año, con el fin de incorporar nuevos nutrientes y, en caso de ser necesario, renovar el musgo.

- En principio, si es necesario movilizarla, es importante sostenerla desde la bola y nunca desde la planta, para evitar así arrancar las raíces de la base.

- Si se nota la planta seca, será mejor rociar las hojas con agua y no aportarle más hidratación a las raíces. Por lo general este tipo de plantas sufren por exceso de agua ya que queda depositada en la bola de tierra.

- Por el contrario, cuando el musgo sea el que se siente seco, ahí recién será conveniente sumergir la bola por unos minutos en agua hasta que la misma deje de hacer burbujas y sacarla. Dejar caer el excedente.

- No exponer al sol directo e ir girando la planta para que las hojas no vayan solo hacia una dirección en búsqueda de la luz.

- En caso que aparezcan hojas secas es conveniente cortarlas para que las que están sanas vivan de una mejor manera.

- Si se rompen los entramados de hilo es necesario volver a coser la bola de musgo.

- Utilizar esporádicamente fertilizantes y nutrientes en el agua.

- Controlar la aparición de bichos u hongos en las kokedamas ya que, por la manera en las que están plantadas, es algo bastante común.

- Tener especial cuidado con las mascotas ya que son amantes de la misma por encontrar parecidos con un juguete.

[Tal vez pueda interesarte: DIY: ¿Cómo hacer jabones artesanales en 6 simples pasos?]

Ahora que conoces qué es la kokedama y cómo hacerla desde tu hogar de manera simple y sostenible. ¿Te animas a hacer una?

Fuentes: La Nación , Ecología Verde