Opinión

¿Cómo seremos después de la cuarentena?

El momento sin precedentes que estamos atravesando nos pone delante la oportunidad de tornarnos más colaborativos y solidarios.

Edgardo Caramella

15/05/2020

Opinión

¿Cómo seremos después de la cuarentena?

El momento sin precedentes que estamos atravesando nos pone delante la oportunidad de tornarnos más colaborativos y solidarios.

Edgardo Caramella

No hay duda de que estamos en una crisis difícil de administrar. Seguramente esta etapa será estudiada con atención, para analizar las consecuencias sociales, culturales y comportamentales que se deriven de ella.

Una situación extraordinaria nos “atropelló” sin capacidad de haberlo previsto. Todo se ha modificado aceleradamente, tenemos la sensación de haber quedado fuera del orden habitual. Horarios, rutinas y hábitos se han alterado, y buscamos formas para adaptarnos a esta situación incierta que nos obliga a aprender sobre la marcha.

Tal vez Zygmunt Bauman nos diría que estamos en una sociedad líquida que se ha visto obligada a profundizar el estado de transformación en forma inesperada. Un mundo que ha ingresado en una suerte de interregno, una etapa social en la que no sabemos cómo actuar y en qué posición ubicarnos para avanzar hacia un futuro que ya llegó.

Una mujer mira por la ventana pensativa

Si lo relacionamos con los cambios de paradigmas, podríamos aplicar la regla formulada por Thomas Kuhn, quien en su libro La estructura de las revoluciones científicas deja en claro que, cuando cambiamos un paradigma, todo vuelve a cero. Profundo enunciado que nos lleva a pensar que, al salir de una zona conocida o de confort, todo será nuevo y desconocido para nosotros: todo volverá a cero.

En algunos esto puede producir inestabilidad y pánico; en otros, genera el entusiasmo de ingresar a una fascinante etapa de aprendizaje y superación.

Mientras escribo, recuerdo las épocas en que, viviendo en la provincia de Misiones (Argentina), me gustaba practicar natación en ríos caudalosos. Para enfrentar los desafíos que planteaban las corrientes rápidas, veteranos nadadores que solían acompañarme me enseñaron que la forma más segura y efectiva de superar esa contingencia era dejarme llevar por la fuerza de la corriente y no gastar mis energías en una lucha desigual.

Así, aprendí a relajarme y, sin miedo, tratar de recuperar energías y flotar, hasta que ese río que no conseguía vencer me acercara a la costa, transformándose en un vehículo aliado y no en un enemigo.

La experiencia se repitió más de una vez y me permitió comprobar que, si me entregaba al pánico, esa fuerte emoción eclipsaba mi mente y me impedía usar la razón para tomar las mejores decisiones. Más tarde, aplicando técnicas y conceptos provenientes de antiguas filosofías, aprendí cómo administrar de manera más consciente la relación entre la mente y las emociones.

En esta etapa que estamos atravesando, considero fundamental aplicar entre otras, algunas de las enseñanzas que me dejaron los ríos misioneros: abandonar las durezas y tratar de ser más flexibles, adaptables, creativos, colaborativos, solidarios, prudentes y tolerantes.

niño arcoiris ventana

Podemos ejercitarlo desde ahora, al finalizar esta lectura. Mira a tu alrededor y, si pasas la cuarentena con otras personas, aprovecha este tiempo diferente para acercarte, para conectarte desde lo profundo, para generar aquella conversación que tienes postergada porque no había tiempo; para jugar en grupo, conectándote desde lo lúdico, o realizar una tarea que habitualmente no realizabas, y así poner en marcha ese espíritu solidario que necesitamos reforzar.

Y si estás solo, comunícate de alguna forma, on line o por cualquiera de las posibilidades que nos brinda la tecnología, con algunas de esas personas que integran nuestra historia y que hace tiempo no frecuentamos.

Desearía que, cuando esta etapa sea estudiada como un hecho histórico, se pueda constatar que al retornar de la pandemia la especie humana se distinguió por haberse tornado más colaborativa y solidaria. Observo a mi nietita Emi, de apenas tres años, y guardo esa esperanza.


también puede interesarte

Ambiente

¿Sabes cuál es el impacto ambiental del coronavirus?

La pandemia que amenaza a la humanidad ha tenido diversos efectos en el ambiente. Aquí te contamos todo lo que debes saber al respecto.

Salud

El problema del consumo de alcohol durante la cuarentena

Cada cual tiene su método para sobrellevar la cuarentena. Muchos recurren al consumo de alcohol, lo cual puede ocasionar problemas.

Ambiente

Agricultura regenerativa: una opción para tener cultivos sanos

Para evitar que los cambios climáticos sigan afectando a los alimentos se ha venido practicando la agricultura regenerativa. Esto es lo que debes saber sobre ella.

Tendencias

Restaurantes post COVID-19: el desafío de afrontar la nueva realidad

La normalidad ya es parte del pasado. Debemos encarar un nuevo escenario lleno de retos. La innovación llama a la puerta de los restaurantes


Otros

Entretenimiento

Nuestro planeta: una serie para comprender el impacto de nuestras acciones

Disponible en Netflix, esta serie documental nos lleva a adentrarnos en distintos ecosistemas para comprender su funcionamiento y entender cuánto los afecta todo lo que hacemos.

Salud

Coronavirus: la OMS alerta sobre la importancia de cuidar la salud mental

La organización llamó a los gobiernos a no dejar de lado la atención de la salud mental ante las potenciales consecuencias de la pandemia.

Ambiente

Movilidad sustentable y COVID-19: Italia apuesta por las bicicletas

El país ha decidido otorgarle una bonificación del 60% del valor de estos vehículos a quienes las compren, con un tope de 500 euros.

share