Vivimos en un mundo en que nos hemos alejado de la naturaleza. Las grandes urbes, la contaminación, el estrés cotidiano y la carrera por la productividad son las principales preocupaciones del ser humano actual. Sin embargo, siempre podemos cambiar. Por eso, te contamos qué es el Earthing y cómo puede ayudarte a ganar bienestar.

Cada vez surgen más iniciativas de re-conexión con lo terrenal que nuestros antepasados utilizaban para mejorar su salud. Estas prácticas, como los baños de bosque, el yoga y la meditación, cuentan con evidencia científica y ganan adeptos en el mundo.

¿Qué es el Earthing y cómo funciona?

La práctica de Earthing o Grounding se basa simplemente en caminar descalzos sobre la tierra, pasto, hierba o arena, para conectar con la energía del planeta tierra a través de los pies.

Esto se fundamenta en que el cuerpo humano es un conductor y que los procesos eléctricos y electromagnéticos forman parte de la biología de las personas y de los animales. En primer lugar, es preciso liberarse de cargas positivas que se acumulan al mantener el cuerpo aislado de su entorno (mediante calzados de goma y pisos sintéticos, entre otros).

Por otra parte, podemos aprovechar la carga negativa de la tierra que permite que el organismo se regenere. Este maravilloso planeta está repleto de electrones que al caminar descalzos absorbemos y poseen efectos antioxidantes que eliminan los radicales libres del cuerpo y ayudan a prevenir enfermedades.

Como señalan los científicos especializados en este tema, al comenzar a utilizar calzados, debido a la adaptación a la vida en las urbes, las personas se han aislado de la energía terrenal y desde aquel momento el nivel de estrés ha aumentado y la inmunidad disminuyó. Es por eso que el Earthing es una estrategia excelente para ayudarte a ganar bienestar.

acariciar pasto

Múltiples beneficios

El simple contacto con la superficie de la tierra permite equilibrar los sistemas biológicos del ser humano. Pero además el Earthing contribuye a:

  • Relajarse y calmar el sistema nervioso simpático, ya que reduce la ansiedad, la tensión arterial y las hormonas ligadas al estrés: adrenalina y cortisol.
  • Desinflama. Dado que reduce la oxidación y los daños en las células del organismo.
  • Proporciona energía corporal.
  • Protege de los efectos negativos de los campos electromagnéticos.
  • Sincroniza los ritmos corporales, lo que se traduce en mejor descanso nocturno y energías renovadas durante el día.
  • A largo plazo, previene el estrés y otros problemas crónicos.

Descubre lo que dicen tus pies sobre tu salud

Consejos para aprovechar el Earthing

Te compartimos algunas recomendaciones para que puedas incorporar esta técnica a tu rutina diaria y ganar bienestar:

  1. Las mejores superficies para pisar descalzos son la tierra, el pasto y la arena. Pero también pueden aprovecharse los ladrillos y el material cerámico de algunos pisos.
  2. Si vives cerca de la playa o tienes la posibilidad de hacerlo, aprovecha para caminar por la orilla del mar. Es uno de los mejores lugares gracias a la arena y al agua salada.
  3. Trata, en la medida de lo posible, de evitar calzados con suelas de plástico, goma y vinilo que son aislantes. Elige zapatos con suela de cáñamo, yute y materiales ecológicos.
  4. Si vives en la ciudad y no tienes jardín, intenta escaparte un rato diario a alguna plaza, parque o sitio cercano con césped, hierba o tierra. Entre 20 y 40 minutos de Earthing alcanzan para que goces de sus beneficios.

Algo tan sencillo como andar descalzos tiene un efecto regenerador y rejuvenecedor en las personas. Mucho mejor cuando se hace sobre la tierra. ¿Es magia? Para nada. ¡Es ciencia y armonía!. La tierra está viva y transmite energía. Nos sostiene y cobija, sobre todo cuando la tratamos con respeto.

¿Conocías la técnica de Earthing? Cuéntanos en los comentarios y comparte esta información con otras personas.

Fuentes:

Cuerpo Mente

El Tiempo