La pandemia de COVID-19 ha tomado por sorpresa al mundo entero. Nos hemos podido dar cuenta de nuestras debilidades y de los peligros a los que estamos expuestos. El surgimiento de este nuevo virus nos ha obligado a confinarnos y separarnos entre todos, algo que ha resultado muy duro.

Sin embargo, no significa que vayamos a quedarnos de manos cruzadas. En poco tiempo, muchos han sido los científicos que se han volcado a la lucha en contra del COVID-19 desde diferentes flancos: vacunas, prevención, tratamiento y más.

Desde Bolivia, en la población de Tarija, han redoblado esfuerzos para defender a la población de este virus a partir de la medicina tradicional y las plantas medicinales.

[También te puede interesar: COVID-19: Así es el entrenamiento que proponen los expertos para recuperar el olfato]

Una alternativa tradicional contra el COVID-19

Servicio Departamental de Salud (SEDES) de Bolivia, el representante de la medicina tradicional Freddy Ayala ha llamado la atención en relación con la eficacia de ciertas hierbas medicinales de uso tradicional para combatir los efectos del COVID-19. Algunas de estas hierbas son: eucalipto, huira huira, matico, ajo, cebolla y jengibre; herramientas que nos brinda la propia naturaleza.

En favor de los pacientes contagiados por COVID-19, los médicos tradicionales del territorio han realizado capacitaciones para hacerle frente al virus a partir de estas hierbas medicinales, que se han usado durante siglos para tratar cientos de afecciones. Entre algunas técnicas que han fortalecido estos médicos destacan:

  • Terapias naturales
  • Masajes
  • Expectoraciones
  • Vaporizaciones
  • Gárgaras
remedios caseros para problemas respiratorios

[También te puede interesar: Vapor de eucalipto: beneficios y contraindicaciones de este remedio natural]

Se han redoblado los esfuerzos ante la expectativa de una segunda ola de contagios; sobre todo teniendo en cuenta que este tipo de tratamientos fueron muy eficientes durante la llegada de este virus a Bolivia. El objetivo actual es conseguir una mayor inmunidad para la población.

Como apunta Ayala, en la población de Tarija, existe una gran riqueza de hierbas medicinales que pueden ser de ayuda para contrarrestar los efectos de la pandemia; por lo menos 3000 especies. Así mismo, señala que entre las ventajas más destacadas del uso de este tipo de alternativa resalta que no tiene efectos secundarios en los pacientes, así que solo puede beneficiarlos.

Propuestas desde otras fronteras

Esta alternativa no ha sido considerada solamente desde Bolivia. En muchas otras poblaciones han considerado la posibilidad de aplicar tratamientos mediante plantas medicinales. Es el caso, de Madagascar desde donde se ha asegurado tener una cura efectiva para el COVID-19, con un medicamento a base de artemisa, una planta que es usada para tratar la malaria.

La afirmación no ha sido desdeñada, por el contrario; la OMS ha aprobado el estudio de los efectos de este tipo de tratamientos y han encontrado que es sumamente eficaz, por lo que avala su uso.

También desde la India, se ha propuesto el uso de diversidad de plantas medicinales propias de su medicina tradicional y que han arrojado resultados beneficiosos para los pacientes.

Si bien aún no existen pruebas suficientes para probar que las plantas medicinales puedan ofrecer una cura para el COVID-19, algo que no se pone en duda es que muchas de estas plantas tienen la capacidad de fortalecer el sistema inmune, que resulta de gran ayuda para combatir los efectos del virus.

Y tú, ¿qué opinas de este tratamiento contra el Covid-19?