¿Sabías que, cuidándola adecuadamente, tu ropa puede durar más tiempo? Es importante seguir una rutina de lavado, secado y guardado que proteja las prendas. La idea es, no sólo ahorrar dinero, sino también adoptar hábitos sustentables que eviten la compra innecesaria y reduzcan el desperdicio textil.

Te contamos cómo puedes cuidar tu ropa de manera fácil, para que dure más tiempo y se vea siempre como nueva. Estarás, además, contribuyendo al cuidado del planeta.

[También te puede interesar Guardarropas circular: una forma de reducir el impacto de la industria de la moda]

1. seca tu ropa al sol

Evitar la secadora es una de las claves para que la prenda dure más, puesto que el calor puede dañarla. Si tienes la oportunidad, seca la ropa al aire libre. ¡Ahorrarás energía y dinero en electricidad!

2. lava a mano las prendas delicadas

Hay prendas que requieren un cuidado especial. La mejor manera de lavarlas es a mano, para evitar que su vida útil se reduzca. Si no tienes tiempo, procura usar programas de lavado diseñados puntualmente para ese tipo de tela.

3. elige reparar antes que comprar

Si tienes ropa en desuso porque se ha roto, prueba con darle una segunda oportunidad. Quizás sólo se trate de coser un botón, añadir un parche o arreglar un cierre. Es importante reutilizar las prendas para evitar su desperdicio.

4. plancha sólo si es necesario

El planchado también puede dañar las telas, además de que esta es una práctica que consume mucha energía. Si tienes que planchar, por ejemplo, una camisa para el trabajo, hazlo del revés y con un pañuelo para evitar el calor directo.

minimalismo

5. lava tu ropa con los productos adecuados

Usa la menor cantidad posible de químicos. Muchos productos para la ropa contienen compuestos que resultan agresivos para las telas. Además, usarlos en exceso puede dejar residuos en las prendas. Procura elegir opciones ecológicas, que además tengan un menor impacto en el ambiente.

6. ten cuidado al tenderla

La manera en la que tendemos la ropa también es clave. Evita estirar la tela cuando esté húmeda, porque al secarse adoptará esa forma. Coloca los broches en lugares como las costuras, para que no queden marcas en lugares que sean visibles.

7. separa las prendas antes de lavarlas

Separar por textura y color ayudará a evitar problemas como el teñido accidental. Divide por categorías: por ejemplo, por ropa clara, oscura y de colores similares entre sí.

ropa doblada

[También te puede interesar Tips para reciclar prendas usadas y darles una segunda oportunidad]

7. sigue las indicaciones del fabricante

Recuerda leer siempre las etiquetas para saber cuáles son los cuidados recomendados por quien fabricó la ropa. Así, sabrás qué debes hacer y qué deberías evitar para alargar su vida útil lo más posible.

y tú, ¿qué otros consejos agregarías?