Cookies!

Bioguia utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Tendencias

Es mejor que el nuestro pero... ¿Cómo funciona realmente el olfato de un perro?

Un libro publicado por la investigadora estadounidense Alexandra Horowitz nos lleva a descubrir cómo funciona el olfato del mejor amigo del hombre.

Tendencias

Es mejor que el nuestro pero... ¿Cómo funciona realmente el olfato de un perro?

Un libro publicado por la investigadora estadounidense Alexandra Horowitz nos lleva a descubrir cómo funciona el olfato del mejor amigo del hombre.

Mónica Correa

16/10/2018

Un reciente libro publicado por la investigadora estadounidense Alexandra Horowitz nos lleva a descubrir cómo funciona el olfato del mejor amigo del hombre.

[También te puede interesar: Según un estudio, una de cada 50 personas encuentra el amor en un avión]

La investigación

Horowitz es investigadora en cognición canina en el Barnard College de Nueva York, donde ha sido profesora desde 2004. También es directora del Laboratorio de Cognición de Perros donde analiza el pensamiento detrás de cosas como el juego perro-humano, la validez del antropomorfismo, de la comprensión del perro de la "imparcialidad", y la llamada "mirada culpable".

Su anterior incursión a ver el mundo desde la perspectiva de un perro, Inside a Dog (Dentro de un Perro) llegó a lo más alto de la lista de los más vendidos durante semanas.

Puede ser un perrito, pero la opinión de Horowitz no es sentimental, y ella y su investigación están dedicadas a recordarnos que, sin importar qué tan cercano sea el vínculo que podamos sentir con nuestros compañeros perrunos, permanecen en todo momento como especies separadas con sus propias respuestas y valores.

Al combinar sus propias experiencias de comportamiento canino interactuando con la vida humana junto con los experimentos de laboratorio (los suyos y los de otros), Horowitz nos construye una imagen del mundo del perro - su "Umwelt" (generalmente se traduce como "mundo egocéntrico") y una visión convincente de cómo los animales pueden comunicarse entre sí y con el mundo en general.

(Fuente: Cosmos)

Umwelt

Horowitz nos presentó el concepto del investigador Uexküllian; Umwelt en su libro anterior, pero ser un perro nos lleva mucho más lejos.

La palabra Umwelt, con una U mayúscula, significa ambiente en alemán. Pero el biólogo alemán Jakob Johann Baron von Uexküllian lo acuñó para significar algo más: el ambiente total que rodea a un organismo, no solo en las inmediaciones, sino también hasta dónde puede llegar la percepción de la criatura.

La idea de Uexküllian del Umwelt, por ejemplo, juega un papel central en la obra principal de Martin Heidegger El ser y el tiempo, publicada en 1927. Como profesor en la Universidad de Hamburgo en la década de 1920, Uexküllian fundó el Institut für Umweltforschung. Estaba fascinado por cómo funcionaba Umwelt y, por extensión, cómo las criaturas vivientes podían usar sus entornos para señalar intenciones y mensajes a otras criaturas vivientes.

Uexküllian concluyó que cada punto de vista era específico de la especie y muy diferente del concepto darwiniano de un entorno que existe objetivamente y al que los organismos se adaptan. De hecho, es un "mundo en sí mismo", altamente subjetivo y basado todo, pero solo en el modo de percepción sensorial del organismo.

El mundo de los perros

En el perro, esa percepción sensorial depende en gran medida del olfato, y es en lo que concierne a la nariz del perro lo que más preocupa a este libro.

Horowitz lleva la exploración del Umwelt del perro a un nuevo nivel, incluso hasta arrodillarse junto a un árbol en Nueva York para oler donde su perro Finnegan acababa de olfatear para ver el mundo desde su punto de vista.

Si bien nuestras narices carecen de los “superpoderes” caninos, Horowitz cree que todavía podemos darles un mejor uso. De hecho, es la negligencia lo que ha llevado a la pérdida de nuestros poderes, argumenta, afirmando que el mundo de los olores de un perro "es rico de una manera que los humanos conocíamos, pero que hemos descuidado".

En su libro, Horowitz ofrece una gran cantidad de ideas interesantes sobre ser un perro. Ella desmiente, por ejemplo, la creencia de que los perros están "marcando su territorio" al orinar en los árboles. Si esto representara el alcance de su "propiedad", conduciría claramente a reclamaciones territoriales vastas y aleatorias.

Los olores también pueden proporcionar al perro información sobre el mundo que lo rodea; el aumento de los olores de la tierra puede significar una presión atmosférica más baja y el inminente inicio de la lluvia, por ejemplo.

Del mismo modo, una cola en movimiento puede contar una historia, y no solo amistad. Al igual que rascar el suelo después de una caca, para liberar y esparcir los aromas de sus patas, mover una cola puede ayudar a difundir la esencia única del perro, tan importante para la señalización del animal a los demás.

¡Qué interesante!

Fuentes:

Cosmos


Otros

Tendencias

Un lametazo de perro hizo que este hombre perdiera sus piernas. ¿Cómo pudo suceder?

Que un perro lama a su amo es normalmente una señal de cariño, pero, ¿puede también causar una enfermedad grave?

Tendencias

¿Tu perro no quiere comer? Estos consejos pueden ayudarte

Puede ser una simple señal de que tu perro está saciado y comerá después, pero también puede ser algo más serio.

Tendencias

6 cosas que tu perro odia de ti y no lo sabías

En general son unas bolas de pelo y amor, pero todos los perros odian ciertas cosas que sus humanos hacen, como estas seis.

share