La Antigua Grecia es considerada la cuna de la sabiduría. Sus filósofos cambiaron nuestra forma de pensar para siempre y dejaron enseñanzas que siguen vigentes hasta la actualidad. Uno de ellos fue Aristóteles, quien vivió entre los años 384 y 322 a.C.

Además de dedicarse a la filosofía, se desempeño en áreas como la medicina, biología, metafísica, astronomía y las matemáticas. Fue alumno de Platón en la Academia de Atenas, y luego fundó la Escuela Peripatética. Allí estudiaron personalidades de la historia, como Alejandro Magno.

[También te puede interesar: 8 de las frases más célebres de Aristóteles]

En sus obras, Aristóteles abordaba diversas temáticas. Fue su interés por la ética del ser humano lo que lo llevo a definir un conjunto de virtudes para alcanzar la felicidad. Las describía como un equilibrio que debemos lograr para estar en armonía con el ambiente. Te contamos cuáles son:

aristoteles

1. VALENTÍA

Ser valiente es sinónimo de coraje para lograr aquellos objetivos que nos proponemos. "La felicidad depende de nosotros mismos", decía este gran filósofo.

2. TEMPLANZA

Es ser prudente y justo con nosotros mismos y con los demás; la serenidad y la armonía en nuestra forma de actuar.

3. GRANDEZA

Esplendor y ostentación, pero sin dejar de lado la humildad. Aristóteles decía que, en exceso, podría convertirse en vulgaridad.

4. autoestima

En desproporción, perderíamos la seguridad en nosotros mismos o, en exceso, se convertiría en vanidad. Cuidar tu salud, cultivar el amor propio y llenar tu vida de momentos felices son los cimientos de una autoestima sana.

5. ambición

Es ese impulso que necesitamos para acercarnos, día tras día, a nuestra mejor versión.

6. paciencia

Ser pacientes nos conduce a la armonía. Practicar la tolerancia nos brinda una actitud optimista y fortalece nuestras habilidades blandas, ya que nos permite conectarnos mejor con nuestro entorno.

7. HONESTIDAD

¿Qué mejor que las personas confíen en ti por tu autenticidad? Ser sinceros en nuestros actos y palabras es ser fieles a nuestra verdadera esencia.

8. ingenio

Esta virtud corresponde a la inteligencia, pero siempre utilizándola para acciones constructivas y bondadosas.

9. simpatía

Es dar a los demás aquello que nos gustaría recibir. Si lo que queremos es recibir una sonrisa y un trato cordial, deberíamos dar lo mismo nosotros también. Según Aristóteles, el desequilibrio nos llevaría a ser descorteses o a la adulación.

10. modestia

Ser modesto implica un punto medio entre la timidez y la ostentación. La sencillez y la humildad son la clave.

11. justicia

Esta virtud, quizás, sea la que mejor represente a ese equilibrio. Ser justos nos conduce a un camino donde prima la verdad y favorece la convivencia en comunidad.

[También te puede interesar: 7 conceptos filosóficos que le dan sentido a la existencia]

¡Comparte con tus amigos!