La mujer le confesó a Daily Mail que visita con frecuencia el metro de Londres, ya que en la estación Embankment, escucha a su gran amor. Resulta que años atrás, puntualmente en 1960,su marido Laurence Oswald grabó un aviso que se emitía en los andenes británicos. “Mind the Gap, please” o “Cuiden el espacio” exclamaba el hombre por los altoparlantes del metro, haciendo mención al espacio que hay entre la estación y la formación del subterráneo.

También te puede interesar: Kimberly Asenjo: Una carrera de modelo exitosa y su incansable lucha contra el racismo

Al pasar los años, los usuarios se familiarizaron con el saludo reconociéndolo con facilidad y entusiasmo. Desde su muerte hasta hoy, Margaret recorre todos los días la misma estación.

“A veces perdía un par de trenes solo para poder escucharlo. Él nunca estuvo muy lejos en mi cabeza y en mi corazón. Y saber que podía ir y escuchar su voz fue simplemente maravilloso. Fue un gran consuelo. Iría y me sentaría en el andén”, dijo Margaret a Daily Mail.

  • UNA GRAN HISTORIA DE AMOR

Margaret expresó que se enamoró de Oswald durante un viaje cuando él fue su guía turístico y su “voz más hermosa” la cautivó para siempre.

Como si fuera poco, una extensa carrera colmada de éxitos marcó la vida de Laurence. El actor se destacaba por su profesionalismo e interpretación, esto lo llevó a ser protagonista de exitosas comedias y a participar en algunos episodios de la serie de televisión The Saint, con Roger Moore.

“Siempre supe que incluso cuando él se había ido, podía ir y escucharlo cuando quisiera”, manifestó la mujer.

Sin embargo, un hecho insólito obligó a Margaret a comunicarse con la empresa. Sucede que en 2007 autoridades del metro decidieron digitalizar la voz y sustituir la de Oswald. Esta decisión le generó angustia a la señora y optó por acercarse a las oficinas y averiguar qué estaba pasando.

También te puede interesar: ¡Inédito! Fotógrafo logra captar a dos tigres de pelaje negro en India

Argumentaron que el nuevo sistema no permitía reproducir la voz de su marido. No obstante, la historia circuló por los andenes hasta llegar al director del subterráneo. De este modo, Margaret dialogó con los encargados de la empresa y revirtieron la situación. A partir de ese día, la voz de Oswald volvió a ser escuchada en la línea del metro.

“Nos conmovió mucho su historia, por lo que el personal localizó el registro y no solo realizaron una copia del anuncio para que ella pudiera tenerla sino que están trabajando para poder recuperarlo en la estación Embankment”, garantizó un representante de la empresa.

¡Esta historia revela la esencia del amor verdadero, no hay distancia que separe a Laurence y a su querida esposa Margaret! Como dice el escritor alemán Hermann Hesse en una de sus frases más icónicas y emblemáticas: “Siempre gana quien sabe amar”.

¿Que opinas de esta hermosa historia de amor? ¡Déjanos tu opinión en los comentarios!