Alimentación

Esto es lo que pasa cuando cocinas más del 51% de tu comida

¿Es bueno cocinar toda tu comida? ¿O es mejor llevar una dieta raw? Al momento, los especialistas consideran que la mejor opción es encontrar el equilibrio.

Rocío Belén Suárez

15/04/2019

Alimentación

Esto es lo que pasa cuando cocinas más del 51% de tu comida

¿Es bueno cocinar toda tu comida? ¿O es mejor llevar una dieta raw? Al momento, los especialistas consideran que la mejor opción es encontrar el equilibrio.

Rocío Belén Suárez

Es probable que hayas escuchado alguna vez hablar de la dieta raw, también conocida como crudivegana. Se trata de un tipo de alimentación en la cual no se come comida cocida. En cambio, el régimen se basa en comer vegetales, frutas, germinados y frutos secos, preparados de tal forma que no haya que someterlos a grandes temperaturas.

Si bien todavía no hay suficiente evidencia científica, los primeros estudios que se han hecho sobre el tema parecen indicar que no cocinar el alimento puede ser beneficioso para la salud en muchos casos.

Aunque lo que es bastante seguro al día de hoy es que no cocinar más del 51% de la comida es la opción más saludable. A continuación te contamos todo lo que debes saber al respecto.

[También te puede interesar: Tómate un momento y haz esto antes de comer para que la comida te sane]

Cocinar la comida: pérdida de enzimas y nutrientes

Básicamente, la dieta raw se sostiene en la idea de que cocinar la comida hace que esta pierda la mayoría de sus nutrientes y, sobre todo, sus enzimas. Si nos ponemos a pensar, el ser humano es el único animal que cocina su comida.

El proceso de cocción destruye muchas de las vitaminas de los alimentos y evapora oligoelementos como el yodo. Además, destruye las enzimas de los alimentos. La mayoría de ellas se eliminan a más de 47 grados. Por eso, la temperatura máxima a la que se puede calentar la comida en una dieta raw es alrededor de los 40 grados centígrados.

Si se equilibra bien, la dieta crudivegana es rica en proteínas, enzimas, grasas poliinsaturadas, vitaminas y minerales. Una investigación llevada adelante en Finlandia encontró que después de 3 meses de llevar adelante una dieta raw, el grupo de voluntarios obtuvo una mejor analítica de sangre, niveles más bajos de lípidos y colesterol, y se mejoró la flora intestinal.

Además, un estudio publicado en The American Journal of Clinical Nutrition encontró que este tipo de dieta puede reducir la probabilidad de contraer cáncer.

Entonces, ¿todos deberíamos implementar esta dieta?

Cuidados y contraindicaciones

La verdad es que, a pesar de estos estudios preliminares, la evidencia científica aún no es suficiente como para asegurar que una dieta cruda sea lo mejor para la salud.

En primer lugar, como toda dieta vegana, necesita ser equilibrada y tener muy en cuenta la incorporación de nutrientes esenciales, como hierro y calcio.

También es importante saber que distintos estudios afirman que cocinar ciertos alimentos mejora sus propiedades nutricionales. Por ejemplo, el caso del tomate. Es cierto que al cocinarlo se pierde gran parte de su vitamina C. Pero, en contraposición, la cocción ayuda a que el antioxidante que contiene el tomate (licopeno) se multiplique y absorba mejor.

En este caso, las propiedades antioxidantes se potencian con la cocción. Lo mismo sucede con el brócoli y los calabacines, por ejemplo.

La zanahoria es otro ejemplo. Es una verdura rica en beta-caroteno, componente que se absorbe mejor por el cuerpo si se consume cocida, y permite que se utilice más eficazmente para fabricar vitamina A.

Entonces… ¿Raw sí o no?

Al momento, lo que se puede asegurar es esto: es muy importante incorporar alimentos crudos a la dieta para hacerla mucho más nutritiva.

Los alimentos crudos mantienen sus enzimas, vitaminas y otros nutrientes, permitiendo que el cuerpo se encuentre mucho más saludable. La mejor opción, para tener una vida equilibrada, es elegir una dieta mixta, en la que por lo menos el 50% de la comida sea cruda.

Para ello, puedes optar por jugos, frutas y verduras frescas, ensaladas, frutos secos y comida deshidratada.

Cocinar la otra mitad de la comida puede darte otros beneficios, y permitirte ampliar la gama de alimentos que consumes. Eso sí: intenta buscar cocciones que dañen lo menos posible los nutrientes. Hervir vegetales es la peor opción, porque todos sus nutrientes quedan en el agua. En cambio, elige cocinar a vapor.

Las verduras verdes siempre deberías elegir consumirlas crudas. Lo mejor que puedes hacer para comenzar una dieta más equilibrada, y la forma más fácil de empezar a comer más comida cruda, es incorporar grandes ensaladas a todos tus platos.

Recomendaciones para comenzar una dieta raw

Si te ha parecido interesante la cuestión de la dieta crudivegana y quieres comenzar a implementarla al 100% (o al menos, en más del 50%), lo mejor que puedes hacer es empezar de a poco, y consultar con un profesional que te ayude a equilibrarla.

Además, como hemos dicho anteriormente, aún no hay suficiente información científica al respecto, por lo que es buena idea que te hagas controles periódicos para saber cómo está influyendo la dieta en tu salud.

[También te puede interesar: Esta Lasagna Raw es tan deliciosa que todo el mundo querrá probarla]

¿Cocinas toda tu comida? ¿Te animas a incorporar más comida cruda?

Importante: Debe aclararse que La Bioguía no da consejos médicos ni receta el uso de técnicas como forma de tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, La Bioguía no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información de naturaleza general para ayudar en la búsqueda de desarrollo y crecimiento personal.

Fuentes:

National Geographic

Cuerpo Mente

Teresa Juicery


Otros

Alimentación

Estos son los alimentos con más grasas trans

Estas grasas deberían eliminarse totalmente de nuestra dieta. Ya se han prohibido en países como Estados Unidos y Canadá.

Alimentación

Este fruto puede ayudar a controlar la presión arterial

Un fruto producido en el hemisferio norte puede ser un factor determinante en el control de la presión arterial.

Alimentación

Descubre las propiedades de la harina de coco y aprende a hacerla en tu casa

Si estás buscando dejar las harinas refinadas, relájate. Existen alternativas saludables que te ayudarán a eliminarlas de tu dieta sin extrañarlas, como la harina de coco.

share