Alimentación

Cómo limpiar las frutas y verduras para preservarlas mejor

Sanitizar es un proceso que nos permite eliminar la mayoría de los microorganismos presentes en una superficie. En el área de alimentos, se utiliza para higienizar las frutas y verduras antes de su consumo. Aprende cómo hacerlo en casa.

Natalia Rigazio

28/11/2019

Alimentación

Cómo limpiar las frutas y verduras para preservarlas mejor

Sanitizar es un proceso que nos permite eliminar la mayoría de los microorganismos presentes en una superficie. En el área de alimentos, se utiliza para higienizar las frutas y verduras antes de su consumo. Aprende cómo hacerlo en casa.

Natalia Rigazio

En la industria alimentaria es importante controlar la higiene, tanto del lugar como de los ingredientes, para que los productos sean inocuos al ser consumidos, es decir, que no causen malestar. Es por esto que se han desarrollado técnicas para garantizar la limpieza y desinfección.

Estos procesos, además, tienen la ventaja de alargar la vida útil de las frutas y verduras en la heladera, ya que al reducir la carga de microorganismos de su superficie, se logra que la descomposición que causan sea más lenta.

En casa, tomarnos unos minutos para sanitizar las verduras y frutas puede ser muy beneficioso. Con este proceso podremos reducir la presencia de agentes potencialmente patógenos en nuestra dieta y, al preservar mejor nuestros ingredientes, los aprovecharemos mejor y crearemos menos basura y desperdicio.

Pero, ¿cómo podemos hacerlo si no somos expertos en el tema? Afortunadamente los pasos son muy sencillos, como explicamos a continuación.

verduras en le mesada de la cocina

Necesitamos:

- Verduras y frutas a sanitizar

- Una pileta de cocina

- Lavandina (lejía) apta para alimentos o agua (NO es la misma que se usa para limpiar)

- Un recipiente grande que los contenga (para la heladera)

- Una mesada limpia

Pasos a seguir:

1. Lavamos las frutas y vegetales de a uno, bajo el chorro de agua fría, frotando con las manos para retirar la tierra. Los vegetales que vienen en atados o de varias hojas (lechuga, repollo, espinaca, por ejemplo) deben abrirse y lavarse hoja por hoja.

2. A medida que vamos lavando, escurrimos y dejamos en un lugar limpio, como un recipiente, o mismo en la mesada o la mesa de la cocina.

3. Preparamos el lugar donde vamos a sanitizar nuestros productos, que ser la pileta de la cocina o un balde o palangana que los contenga. Lo importante es que esté limpio y desinfectado.

4. Llenamos con agua potable fría, la suficiente para cubrir todas las frutas y vegetales, y agregamos la lavandina (lejía) apta para agua y alimentos, según indica el rótulo de la misma. Es muy importante respetar las proporciones. Agregar más lavandina no sanitiza más rápido ni mejor, por eso hay que leer las instrucciones del producto.

lavar verduras

5. Una vez esté preparada el agua (con las gotas correspondientes de lavandina para los litros que tenemos) agregamos las frutas y verduras que habíamos lavado previamente y dejamos reposar 10 minutos.

6. Por último, las secamos con un repasador limpio y las colocamos en un recipiente limpio en la heladera.

Si lo deseas, puedes guardar los ingredientes en el orden en que los vas a ir utilizando, para organizarte mejor y aprovecharlos antes. Por ejemplo, todas las frutas en un recipiente, las patatas y batatas en otro, las hojas verdes en un tercero y así. Una vez sanitizadas, las verduras y frutas duran hasta una semana más en la heladera.

Fuente: bromatologiaencasa


Otros

Alimentación

Qué alimentos son mejores para ti según la alimentación ayurvédica

Según la medicina tradicional de la India, existen tres biotipos o "doshas". Para cada uno, hay un tipo de dieta específico. La clave son las especias y las hierbas.

Alimentación

Recetas fáciles con masa madre para resolver desayuno, merienda y cena

Se trata de un fermento natural y amigable con nuestro sistema digestivo. Aprende cómo usarlo en el día a día con estas sencillas preparaciones.

Salud

Este es el desayuno ideal para combatir a la depresión

Además de los tratamientos médicos y terapéuticos, para combatir la depresión se puede recurrir a actividades como la meditación y la práctica de ejercicio.

share