El veganismo ha demostrado ser una excelente opción para la alimentación de las personas. Este tipo de dieta les brinda a las personas una alternativa altamente saldable, pero al mismo tiempo representa una dieta muy sustentable. La expansión del veganismo es evidente y representa un excelente aporte para disminuir el impacto de las actividades humanas en el ambiente.

Actualmente, esta alternativa es vista como una muy conveniente actividad económica, ambiental y alimentaria. Canadá lo sabe bien y se ha decidido a invertir en ella.

La Inversión de Canadá en el Veganismo

Justin Trudeau, el primer ministro de Canadá, ha anunciado la inversión de 100 millones de dólares canadienses en la industria alimentaria a base de plantas, con el fin de darle un gran impulso a la producción de productos veganos.

La inversión está destinada a la compañía Merit Functional Foods en la ciudad de Winnipeg, con el fin de expandir las actividades de la empresa, la elaboración de productos alimenticios de origen vegetal; generando más empleos y consolidando este tipo de producción en Canadá.

Con esta acción, Canadá no solo intenta generar una producción que satisfaga las necesidades de su país; sino posicionarse como líder mundial de proteína vegana. Una decisión altamente inteligente, teniendo en cuenta el exponencial crecimiento de las dietas a base de proteína animal y el beneficio que esto trae al medio ambiente.

Así mismo, el plan de la compañía es hacer uso de productos cosechados en suelo canadiense, lo que representa un gran impulso a la agricultura local, reduce los costos y beneficia la sustentabilidad de la producción de estos alimentos.

No es casual que esta inversión se dé en Canadá. En este país, en los últimos tiempos la gran mayoría de los locales de comida han incluido una gran variedad de platos veganos. Incluso las cadenas de comida rápida han realizado también sus propuestas veganas.

Los Beneficios del Veganismo

La dieta vegana conlleva a una gran cantidad de beneficios, que son la razón del éxito y la expansión de ella. Estos beneficios no son solo personales, sino que también colectivos. Entre los más representativos destacan los siguientes:

  • Disminución del uso de recursos hídricos, pues la agricultura requiere menos agua que la ganadería.
  • Reducción de los gases de efecto invernadero.
  • Disminución en el consumo de combustibles.
  • Contracción en la destrucción de bosques.
  • Mejora el sistema inmune
  • Ayuda a mantener un peso saludable
  • Mejora el equilibrio hormonal en el organismo

Si bien es cierto que pedirle a la población en general que deje de consumir productos de origen vegetal no es posible ni viable; si es importante crear consciencia acerca del impacto positivo que se puede crear al reducir este tipo de alimentos de la dieta y aumentar el consumo de productos de origen vegetal. Con una pequeña transformación en la dieta, podremos realizar un aporte significativo a la recuperación del medio ambiente.

Gracias a acciones como las de Canadá, estamos a un paso más cerca de la evolución que necesitamos como raza.