Una marca de agua en Brasil decidió eliminar las etiquetas de sus botellas. ¿Para qué? Para facilitar su reciclaje, lo cual es de gran ayuda. No hay que olvidar que el reciclado es más sencillo cuando el plástico se puede usar nuevamente con sencillez.

Hay que tener en cuenta que los productos de plástico son los más contaminantes. Por eso, toda iniciativa que permita su reciclaje es siempre bienvenida. A esto se añade que, igualmente, se ahorra una buena cantidad de dinero.

[También te puede interesar: Canadá impulsa la prohibición de plásticos de un solo uso a partir del 2021]

La empresa Bonafont se une a esta iniciativa

Se trata de una las embotelladoras de agua más grandes de Brasil. Una compañía que manufactura desde grandes bidones, hasta envases pequeños para el agua. Su cantidad de producción es enorme, ya que abastece a buena parte de la población brasileña.

El plano es no tener etiqueta en la botella. En realidad, se desea que el logo venga impreso en el plástico para hacer más simple el reciclado. Es decir, se elimina el proceso de colocación inicial de un plástico pegado a la botella.

Fuente: Pixabay

se minimiza el uso de los plásticos de un solo uso

Esto significa que se minimiza un material poco biodegradable. Además, los plásticos positivos son aquellos que logran facilitar el reciclaje. El plan es que se logre una prodición y uso sustentable de estos materiales en tiempos venideros en este enorme país sudamericano.

Toda esta actividad parece algo simple. ¡Pero al ver que se dejan de usar etiquetas en millones de botellas plásticas se aprecia la diferencia! Además, estas etiquetas incomodan el reciclado de envases. Por eso, es mejor no colocarlo.

Este el nombre que reciben los plásticos que se usan una sola vez y luego se desechan. Se han convertido en un verdadero problema: están presentes en los mares y cursos de agua. Al no ser degradables, son un problema constante.

Los brasileños han catapultado una opción para reciclar. Otras alternativas son los llamados ecoladrillos, los cuales usan plásticos como materia prima de la construcción. Se añade también opciones para usar materiales alternativos en las botellas de uso cotidiano.

Fuente: Pixabay

Asimismo, un grupo de científicos ha venido desarrollando una superenzima que come y degrada el plástico. No obstante, aún es una opción en prueba. Se espera que, en unos años, de resultados; pero por ahora aún es una sustancia en fase de laboratorios.

¿Qué debemos hacer para eliminar el exceso de plásticos en el planeta? Hay que aplaudir y repetir iniciativas como la de los cariocas. Permitir el reciclado en toda su extensión. De ese modo, no seguimos incrementando la cantidad de plásticos en nuestro medio ambiente.

Fuente:

UPSOCL