Tal vez has escuchado hablar muchas veces sobre la Ley de Atracción y cómo pedirle al Universo para que responda a nuestros deseos o peticiones. Sin embargo, quizás sientes que el Universo a ti no te escucha como a los demás. Finalmente has decidido confiar en el Universo y pedirle algo pero no ves ningún tipo de respuesta. Te frustras, y sientes que algo está mal contigo, o que eran todas mentiras.

En realidad, lo más probable es que no estés usando la manera correcta de pedirle algo al Universo. Hay ciertos códigos, mejor conocido como códigos sagrados, que es importante saber antes de hacer una petición. Cuando lo comprendas, verás que se desatan montones de situaciones positivas a tu alrededor.

[También te puede interesar leer: Cómo seguir paso a paso la ley de atracción para encontrar con ella el amor]

como pedirle al universo

Cómo pedirle al universo: tips para ser efectivo

1. Cómo pedirle al universo: la mejor forma, es la específica


Si vas a pedirle algo al Universo, debes pensar en algo concreto. Cuanto más concreto sea el pedido, mejor responderá el Universo. Es lo mismo que sucede en la vida diaria. Creemos que tener un deseo más general acerca nuestras posibilidades de cumplirlo, cuando es exactamente al revés.

Cuanto más focalizados estemos en lo que deseamos, mejor fluirán las energías del Universo para que lo consigamos.



2. Cómo manifestar al universo: haz un pedido cuantificable



Cuando necesitas pedirle algo al Universo, además de ser específico deberías pensar en buscar cosas cuantificables.

Siempre será mejor pedir “un millón de dólares” que “más dinero”. No importa si un millón de pesos te parece mucho o poco. En este punto, la idea es ser claro con el Universo, y entonces él te recompensará con lo que hayas pedido.

Eso sí: debes pedir la cantidad siempre con mucha fe en que llegará tal y como la has pedido. Mejor que pidas algo en lo que crees, a que pidas demasiado sin confianza alguna. Pues la fe que tengas en la posibilidad de alcanzar tu meta será transmitida al Universo.

[También te puede interesar leer: Qué son los códigos sagrados y cómo puedes usarlos para cumplir tus objetivos]

como pedirle al universo

3. Cómo manifestar al universo: siempre enuncia en positivo

Siempre que quieras hacer un pedido al Universo, tiene que enunciarse de manera positiva. Es decir, el pedido debe ser “quiero aprobar esta materia” y nunca “no quiero desaprobar esta materia”. Pensar un pedido en positivo activa energías positivas. Mientras que pensar en negativo hace lo contrario.

En este sentido, además de pedir, estamos manifestando. Por eso a veces, la pregunta real no es cómo pedirle al universo, sino cómo manifestar al universo para que él nos dé lo que estamos esperando.

Por eso, siempre tienes que concentrarte en todo lo bueno que vendrá a partir de que tu deseo se cumpla; y nunca en lo malo que pasará si no sucede. Recuerda: el universo no entiende el NO, responde en base a la positividad.



4. Cómo pedirle al universo: pide herramientas



¿Has escuchado la frase “Regálale un pez a un hombre y comerá un día. Enséñale a pescar y comerá toda la vida”? Es una frase que suele ser más fácil de internalizar cuando se trata de la vida de otros que de la nuestra propia.

Como te hemos dicho anteriormente, para hacer un pedido al Universo tienes que tener mucha confianza en que el Universo te escuchará. Tal vez, esa confianza sea mucho mayor si, en lugar de pedir la resolución de un problema, pides herramientas para resolverlo.

Tal vez, en lugar de pedir un millón de dólares, puedes pedir “ese trabajo en Google por el que, al cabo de un año, habré ganado un millón de dólares”. No es que al Universo le cueste menos darte una cosa que otra. Pero para ti puede ser más fácil confiar en un pedido que en otro.

Además, pedir herramientas te hará crecer también como persona.

[También te puede interesar leer: Usa este ritual para invocar al Ángel Rafael y solicitar su apoyo]

5. Cómo pedirle al universo: actúa como si ya se te hubiera concedido



Este último punto es, quizá, el más importante, aunque tiene relación directa con los anteriores.

Una vez que hagas un pedido al Universo, debes actuar como si ya hubiera sucedido. Es más, el pedido, más que una expresión de deseo, debe ser un enunciado en presente y en positivo.

“Me veo trabajando en Google, en el puesto de gerente de Marketing. ¡Estoy tan feliz de haber conseguido el puesto!”.

¿Cómo decretar al Universo?

Otra manera de materializar el deseo es escribirlo en un cuaderno, en un papel, en una pizarra o donde sea. Cuantos más detalles tenga, mejor. Al leerlo todos los días, tendrás la sensación de que eso ya está pasando, no es un deseo, sino una realidad que está por cumplirse. Digamos, está decretado.

Esa es una manera correcta de pedirle algo al Universo. Después de haberlo pedido, piensa… ¿Cómo actuarías si ya estuvieras trabajando ahí? Vamos, recuerda cuando eras niño, y empieza a jugar imaginando que eres el gerente de Google.


Camina como si lo fueras, habla como si lo fueras, actúa como si lo fueras. El Universo escuchará esas señales que estás mandando con todo el cuerpo, con toda la mente y la actitud y te enviará lo que necesitas. Sueña, piensa, decreta y materializa. El universo te acompañará.

[También te puede interesar leer: Pon en práctica estas 7 técnicas y atraerás el dinero a tu vida]

como pedirle al universo

Cómo decretar al universo: oraciones para ser efectivo

Por otro lado, si te estás preguntando cómo decretar al universo, o cómo pedirle al universo algún deseo, también puedes implementar algunas oraciones a tu vida diaria. Por ejemplo, hay una oración específica para pedir amor, y otra para pedir prosperidad.

ORACIÓN PARA PEDIRLE AL UNIVERSO AMOR

"En el día de hoy, desperté llena de alegría y completamente feliz, tengo la certeza de que mi vida está repleta de puras cosas y situaciones positivas e extraordinarias.

Me encuentro repleta de luz, brillante, la mejor vibración y energía amorosa está dentro de mi ser y es por ello que, Yo (pronuncia tu nombre completo) estoy en alineación y sincronizada con el inigualable y gran poder de Dios.

Ahora, estoy respirando la pureza del oxígeno del Universo, reparando así el amor más noble, grandioso y transparente de Dios. Este amor me limpia y libera de cualquier obstáculo que pueda existir en mi mente y pensamientos, así como espiritualmente, encontrándome lista para poder recibir el auténtico y único amor que es traído de la mano de Dios.

En este momento doy inicio a visualizar y atraer a mí, el amor de la pareja destinada y a la espera de mi persona, en algún lugar del universo. Otorgo el permiso para me encuentre, tengo la disposición de a traerlo y que llegue a mi encuentro, con mis vibraciones.

Puedo sentir y respirar amor, llenando todo mi ser, el infinito amor de Dios me nutre y recorre todo mi cuerpo. Tanto mi corazón como mi mente se encuentran abiertos al amor verdadero.

Expreso mi completa gratitud por todas y cada una de las virtudes que me fueron otorgadas de la mano de Dios, para yo disponer de ellas y de esta forma pueda yo, crear y construir una vida con total plenitud del amor sincero y real".

[También te puede interesar leer: 6 señales de que eres un ángel en la tierra]

ORACIÓN PARA DECRETAR AL UNIVERSO PROSPERIDAD

"¡Dios amado! Me presento ante ti, yo tu hijo y fiel siervo, con toda humildad para rogarte con un corazón lleno de pureza y honestidad, que me ayudes con tu infinita gracia, en estos momentos te necesito y te pido que me cubras con tu fuente inagotable de prosperidad y abundancia de dinero.

Te lo pido para que de esta forma pueda librarme de las deudas que me están perturbando, tengo el pleno conocimiento de que tus caminos no tienen límite alguno y que tu forma de actuar van más allá de lo que pueda entender, haciéndose en todo momento tu voluntad ante mí y sé que ella siempre será para mi beneficio y resguardo.

Ante ti extiendo mi alma, cuerpo y mente para hacer el recibimiento de la riqueza y abundancia que vienen de tu mano, con toda la fe y esperanza puesta en ti y en tus bondadosos caminos llenos de milagros cumplidos, con la convicción que siempre les daré un buen uso que me beneficie a mí a los demás.

Tu voluntad siempre sea hecha, y que toda mi vida sea en agradecimiento a ti, ¡Amen!".

Ahora que ya sabes cómo decretar al universo, ¿qué esperas para hacerlo?