Mucho se especula acerca de los motivos por los que Lady Di pensaba que Harry sería mejor rey que William. Se trata de comentarios, anécdotas sueltas de la vida en el palacio y algunas frases de Diana Spencer.

También te puede interesar: Atlanta crea el primer bosque de comida gratuita para luchar contra la inseguridad alimentaria

Ella hablaba siempre de su hijo pelirrojo

Alguna vez, el príncipe Carlos expresó: ¡Y encima pelirrojo! Esta frase se refería a que el heredero al trono quería una hija, pero en su lugar tuvo otro hijo varón… que era de cabello rojizo, de “ginger” como dicen en Inglaterra.

Al margen de tales comentarios, Diana Spencer siempre fue muy consentidora con sus dos hijos. Son recordados sus enfrentamientos con los paparazzi para evitar que acusaron a sus dos pequeños, que solían ser blanco de la prensa.

La princesa de Gales ha quedado en la historia como una mujer muy amada por el pueblo. Mucha gente la seguía, la idolatraba y se sabía ganar amistades. Por eso, lo que ella consideraba sobre sus hijos era importante.

Fuente: Infobae

¿Qué le gustaba a Diana de su pequeño Harry?

Ya hemos dicho que se trata de rumores. Asimismo, hay muchas interpretaciones del lenguaje corporal de ella: parecía mostrarse más afectuosa hacia Harry. Además, hay una gran cantidad de anécdotas sobre su familia.

Se dice que, en una ocasión, el pequeño William estaba harto de los protocolos y de las clases que recibía. "Me dijeron que algún día sería rey"; siendo de esa la razón por la cual debía tener una educación especial.

En una pequeña malcriadez, William dijo: “Yo no quiero ser rey cuando sea grande”. Su pequeño hermano, estaba presente, se apresuró a comentar: “Pues, si tú no quieres ser rey; entonces yo si voy a serlo”.

Aparentemente, Lady Di pareció estar de acuerdo con aquella situación. Ella sentía que el hijo menor tenía una mejor manera de relacionarse con la gente. Esto último, es una cualidad necesaria en un monarca.

lady di
Crédito editorial: emka74 / Shutterstock.com

Los giros tan inesperados del destino

Infortunadamente, Diana Spencer muere en 1997 en un accidente de auto. Sus hijos han tenido destinos un tanto diferentes a lo que ella pensaba. El caso de Harry es bastante peculiar, pues incluso se separó de la familia real.

Se sabe que Harry y Meghan Markle ahora viven es Estados Unidos. Decidieron alejarse del Palacio de Buckingham, pues no se sentían bien en el ambiente de la nobleza. Algo que pocos imaginarían que sucediese.

También te puede interesar: Revelan que el arma utilizada por Alec Baldwin tenía otras balas reales

¿Crees que Harry sería mejor monarca? Pues, en dado caso su hermano tiene la prioridad en la sucesión. Son cosas que se especulan, pero siempre es el destino el que toma la última palabra.

Fuente:

LA NACION