¿Controlar todas las acciones de los empleados, incluso por Zoom? ¿Siempre estar disponible, contestando emails o brindando reuniones? ¿Ser empático y hacer que el otro se sienta siempre a gusto?

La pasión, la inspiración, la creatividad, el delegar, una buena comunicación… Si bien la teoría del liderazgo habla de ciertas cualidades de un buen líder, la realidad es que ni todos los jefes son así ni pueden serlo, ni todos nosotros podemos desarrollar estas características. Cada eneatipo debe encontrar su forma de liderazgo.

¿Quieres saber qué eneatipo eres? ¡Completa este test para descubrirlo!

¿Qué tipo de líder habita en tí?

Cuando el UNO se desempeña como líder, su foco está en el hacer y organizar. Sabe estimular a los demás para que se superen a sí mismos y los ayuda a ordenarse. Es frecuente que elija profesiones como la enseñanza, la investigación, la cirugía o las finanzas. Es un líder que nos invita al orden, a ver el valor de la estructura y de la disciplina.

El DOS es un líder altamente empático, orientado en asistir a su equipo. Asimismo, comunica eficientemente la misión y los valores de una empresa. Opta por profesiones como la medicina, la enfermería, la asistencia social y el voluntariado. Puede ser consejero, juez de paz o diplomático. Como líder, nos invita a trabajar desde los vínculos y los sentimientos; cuidándonos entre todos.

A la hora de ingerir algún suplemento, consultar con el médico.

El TRES orienta su liderazgo en hacer para ganar. Elige profesiones como vendedor, representante, gerente, diseñador, publicista, promoción de espectáculos, oratoria o enseñanza. Es un líder que nos invita a priorizarnos, a ir por más y a crecer.

Cuando el CUATRO se desempeña como líder, su foco está en diferenciarse. Suele elegir aquellas profesiones en las que prevalece la dimensión estética, psicológica y espiritual de la vida. Suele ser poeta, escritor, bailarín, escultor, decorador, estilista, guía espiritual, psicólogo o terapeuta. El CUATRO es un líder que nos invita a vibrar, a ser genuinos y diferenciarnos.

El CINCO es un líder enfocado en orientar y visualizar el futuro. Frecuentemente, elige profesiones como profesor, investigador científico, bibliotecario, monje, filósofo e inventor. Como líder que nos invita a analizar y conceptualizar para proyectarnos.

[También te puede interesar: Tus virtudes a la hora de comunicarte, según el eneagrama]

salon clases maestro alumnos

Valorando los principios de libre participación y aceptación recíproca, el SEIS es un líder que se enfoca en alinear. Es frecuente que elija profesiones relacionadas con las fuerzas de seguridad, el derecho, o que desempeñe funciones pastorales o sindicales. El SEIS es un líder que nos invita a compartir, cooperar y comprometernos.

Cuando el SIETE se desempeña como líder, su foco está en el arengar. Como no soporta las actividades rutinarias que apagan la fantasía, ni los ambientes cargados de crítica y pesimismo suele ser dinámico y no es para nada controlador. Es frecuente que elija profesiones como programador, relaciones institucionales o públicas, consultor, cómico, cocinero, o animador. El SIETE es un líder que nos invita a aflojarnos y aprender a disfrutar también en el trabajo.

[También te puede interesar: ¿Existe un único modo de amar? Esto es lo que nos dice el eneagrama]

Carismático, y a la vez autoritario, lleva a cabo todo lo que se propone. El OCHO es un líder que se enfoca en dirigir. Puede desempeñar todo tipo de profesiones con tal de que le permitan expresar sus convicciones, como ser juez, abogado, un líder espiritual o incluso un político. El OCHO es un líder que nos invita a atrevernos y confiar en nosotros mismos.

persona inteligente dando clases

El NUEVE es un líder orientado en el conciliar. Frente al estrés adopta actitudes equilibradas, prefiriendo contemplar todos los aspectos de una cuestión e incentivando los aportes de las distintas partes. Opta por profesiones como la de árbitro y negociador, consejero, consultor, como también puede desempeñarse en alguna ONG. Es un líder que nos invita al equilibrio y, desde allí, a alcanzar los mejores resultados.

Como siempre, no creemos que haya un liderazgo universalmente mejor o superior; todos los eneatipos nos regalan algo en su forma de dirigir.

¿Pudiste encontrarte? ¿Visualizaste a tu jefe?