Acabado el mes de septiembre, la campaña propuesta por Fashion Revolution para crear conciencia alrededor del desperdicio y el impacto de la industria de la moda en el planeta nos dejó un aumento del 25% en el consumo de marcas de ropa de segunda mano.

Hablamos con algunas marcas de segunda mano para conocer su experiencia durante este mes y nos ha dejado varias enseñanzas para poner en práctica el resto del año:

1. Sí es posible desafiar lo establecido

Septiembre es uno de los meses más importantes en el mundo de la moda, es la edición más grande para las revistas y marcas para imponer las tendencias de la próxima temporada y #SecondhandSeptember vino a darle la vuelta para decir NO a la ropa nueva por un mes y como alternativa de comunicación, junto a CNN Style, desafió a muchas personas a buscar valor y creatividad en su closet y en el de otras personas.

mujer compra ropa
En las tiendas vintage o de segunda mano podemos encontrar ropa usada de buena calidad.

2. ¿Cómo donar ropa?

Las marcas de ropa usada no están para hacer el trabajo que tu no quieres hacer. Trata a tus prendas como un tesoro, límpialas, lávalas, quita las manchas, pega botones y entrégalas como te gustaría encontrarlas a ti.

La marca mexicana, Segundo Chance, ha encontrado un reto al respecto y nos cuenta que ¨ha encontrado la necesidad de promover un consumo consciente ayudando a las personas a gestionar de manera responsable las prendas que ya no usan prolongando así su vida útil¨.

3. Diversidad es ¨The New Black¨

Así como ahora vemos marcas como Fenty y Calvin Klein, integrando personas de todo tipo de edad, color de piel, talla, orientación sexual, etc., en el mundo de las marcas de segunda también se ve reflejada esta práctica tan necesaria de incluir a la mayor cantidad de personas posible en su imagen y en su público, demostrando que existen opciones para todos los gustos y que ofrecen un valor agregado, no solo en términos de sostenibilidad sino de estilo y representación.

Por ejemplo, BLACK IS GOLD, nace como marca afrovintage-autosostenible hace 4 años, haciendo una acción directa contra las tiendas fast-fashion. Con prendas de los años 70s, 80s y 90s no sólo están dando un respiro para el planeta, también dan a conocer el Flow de los afros y una prenda que se convierte en un tesoro para cada persona.

4. No es tarde para volver a empezar

Olga Velueta, creadora de Vintage Baby, nos cuenta que fue compradora compulsiva durante mucho tiempo hasta que vio un documental sobre los efectos del fast-fashion y se sorprendió sobre el impacto negativo de la moda en el medio ambiente.

Por lo tanto, empezó a buscar thrift shops y otras alternativas, lo que la llevó a descubrir una nueva forma de vestirse y expresarse. A raíz de eso creó su negocio para compartir con sus amigas en México y a través de una tienda organizada, segura y divertida, logró expandir el mensaje y despertar un nuevo amor por la moda entre su comunidad y seguidores. Si crees que eres un amante de las compras y de la moda convencional, estás a tiempo de cambiar el panorama.

¿Qué estás esperando para revolucionar tu armario?