Las nuevas generaciones aprecian más las experiencias que lo material. Así lo demuestran diversos estudios, además de evidenciar que los viajes nos hacen más felices. Hay tantas formas de hacerlo como viajeros en el camino.

Poco a poco, con el auge de los viajes, las furgonetas se han transformado en el hogar de muchos aventureros. ¡Y es una tendencia en crecimiento! Tan sólo con ver el hashtag #vanlife en Instagram, tendremos un pantallazo de la importancia que ha adquirido este estilo de vida en los últimos años.

[También te puede interesar 8 profesiones para convertirte en nómada digital y generar ingresos mientras viajas]

Quienes eligen este modo de recorrer el mundo, sin dudas, pueden enseñarnos mucho acerca de minimalismo y de vivir el presente. Estas son algunas de las ventajas y desventajas de moverse en una furgoneta, según sus propios protagonistas.

¿cuáles son los aspectos positivos?

furgoneta estacionada sobre un lago

La libertad de movimiento supone una de las grandes ventajas, además de poder ahorrarse el alojamiento en un hotel o hostel. Al contar con poco espacio, es imprescindible llevar sólo las pertenencias necesarias. Por ello, aprender a vivir con menos cosas es un desafío enriquecedor.

Asimismo, se suprimen los gastos habituales que tendríamos en una vivienda tradicional: luz, gas, alquiler si fuera el caso, etcétera. Desde el punto de vista emocional, es una forma de desestresarse: disfrutarás de la naturaleza de una forma diferente.

Tendrás la oportunidad de visitar lugares que, de otra forma, sería más difícil conocerlos. De esta manera, vivir en una furgoneta puede ser una experiencia fortalecedora, aunque se trate de algo temporal.

¿Y las desventajas?

Algunas de las dificultades que podrías encontrarte en esta aventura tienen que ver con las pequeñas cuestiones del día a día. Por ejemplo, algo tan simple como darte una ducha o ir al baño, o que las condiciones climáticas no ayuden demasiado.

[También te puede interesar Así es la vida de la pareja nómada que lleva 6 años viviendo en una furgoneta]

Financiar el viaje también podría ser un impedimento, aunque los viajeros suelen contar con un abanico de posibilidades: desde trabajos temporales hasta aquellos a largo plazo, de forma presencial o remota. Para este último caso, podría dificultarse acceder a una conexión a internet estable.

Por su parte, quienes siguen este estilo de vida recomiendan saber de mecánica, ya que podrían presentarse inconvenientes con la furgoneta en el camino. Si la ruta es más bien desierta, se dificultará encontrar asistencia.

No obstante, si tu sueño es vivir viajando, esta es una excelente alternativa. Lo hacen familias, incluyendo a sus mascotas, y también quienes eligen viajar solos. Hay algo en común entre todos ellos: manifiestan no arrepentirse de la decisión que han tomado.

y tú, ¿te animarías a adoptar este estilo de vida?

Fuente:

La Vanguardia