Ambiente

Por qué los depredadores son las especies más importantes

Algunas especies son más importantes que otras para la conservación del ecosistema, y conocerlas puede ser crucial para regenerarlos.

Waleska Bustos

03/02/2020

Ambiente

Por qué los depredadores son las especies más importantes

Algunas especies son más importantes que otras para la conservación del ecosistema, y conocerlas puede ser crucial para regenerarlos.

Waleska Bustos

Seguro habrás escuchado hablar de la cadena alimenticia, una especie de pirámide en la que los organismos que están más alto depredan a los más bajos. Así, en los puestos más bajos está la vegetación, de la cual se alimentan los herbívoros, y en los puestos más altos siempre se encuentra a un superdepredador como el león, el jaguar o la orca, que se alimenta de otros miembros de la cadena y no tiene depredadores naturales.

Esta idea que muchos conocemos intuitivamente en realidad esconde una historia que se ha contado a lo largo de varias décadas, y que ha cambiado mucho de lo que los biólogos creían saber sobre las relaciones entre las especies de un ecosistema.

El centro de esta teoría está en el término especie clave. El primero en usar el término fue el zoólogo Robet T. Paine. En uno de sus artículos indicó que una especie clave es un depredador que tiene una influencia desproporcionada en su ecosistema en relación con su abundancia.

Dicho de manera sencilla, es una especie que, a pesar de ser relativamente escasa en números, juega un papel irreemplazable en el equilibrio del ecosistema.

¿Como controlan el equilibrio natural?

Siguiendo la idea de la cadena alimenticia, una especie clave es un depredador que evita que una especie herbívora elimine a las especies de plantas dominantes. Esto significa que si los depredadores desaparecieran del ecosistema, las presas herbívoras se reproducirían sin control y eliminarían las plantas dominantes, alterando drásticamente el carácter del ecosistema.

Si el número de presas es bajo, los depredadores pueden ser aún menos abundantes y aún ser efectivos en su capacidad para equilibrar el ecosistema.

lobos nieve bosque
Los lobos son la especie clave en el parque nacional Yellowstone, en Estados Unidos (Shutterstock).

Los experimentos realizados por Paine en los 60 y los de otros investigadores demuestran que algunas especies son más importantes que otras para mantener saludable a un ecosistema. De hecho, las especies que no forman parte directa del ciclo de plantas dominantes, herbívoros y depredadores pueden desaparecer por completo y el ecosistema seguiría funcionando normalmente.

¿Como se descubrió este sistema?

Durante los 60, Paine decidió experimentar con su teoría, pero en vista de que no era posible retirar a los leones de su ecosistema para ver cómo este se desarrollaba sin un depredador, dedicó su atención al noroeste de Estados Unidos.

Allí, en el estado de Washington, encontró unas pozas en las que vivían unas 15 especies de organismos, gasterópodos carnívoros alimentándose de percebes, erizos de mar alimentándose de algas, y en la cima de la cadena alimenticia, estrellas de mar depredadoras.

Paine sacó las estrellas de una de las pozas pero no de otra y durante meses observó que en las pozas sin estrellas los mejillones empezaron a multiplicarse, mientras que otras especies fueron desapareciendo.

Al cabo de unos años, en las pozas sin estrellas todas las especies desaparecieron excepto por los mejillones: el depredador es la clave del sistema que previene que las especies herbívoras se multipliquen sin control.

Con el paso de las décadas, otros investigadores confirmaron la veracidad de las investigaciones de Paine.

puma argentina
Los pumas equilibran los altiplanos argentinos (Shutterstock).

Más confirmaciones

El ecólogo marino Jim Estes encontró los mismos resultados en un ecosistema de algas marinas en la isla Amchitka de Alaska: cuando las orcas invadieron el ecosistema y empezaron a alimentarse de las nutrias (que eran el depredador hasta ese momento), los erizos de mar acabaron por completo con las algas.

En arroyos Oklahoma, Estados Unidos, la investigadora Mary Power encontró resultados similares. Esta vez la especie clave era la perca atruchada, que controlaba el crecimiento de plantas submarinas.

Otra investigación en el lago Guri de Venezuela por parte del ecólogo John Terborgh. El lago fue creado con la construcción de la represa Guri, creando islas habitadas por hormigas y vegetación. Las hormigas cortadoras de hojas se habían reproducido sin control dada la ausencia de hormigas guerreras, así que se habían alimentado de las hojas de los árboles una y otra vez hasta matarlos.

La conclusión: la falta del depredador siempre lleva a la destrucción del ecosistema.

ñu
Los desechos de ñu revitalizaron el Serengueti (Shutterstock).

hebrívoros como especies clave

Otras investigaciones posteriores determinaron que la especie clave también podría ser un hervíboro y no solo un depredador, como el caso del ñu en el parque nacional Serengueti, en Tanzania.

El científico Tony Sinclair descubrió que la población de esta especie explotó, lo que habría causado que la cobertura vegetal desapareciera, pero en realidad sucedió lo contrario: su estiércol nutre el suelo y permite la regeneración de los árboles y arbustos, reponiendo al ecosistema en solo unos años.

La clave entonces era no necesariamente un depredador, sino una especie que equilibre de alguna manera el funcionamiento del ecosistema, nivelando la destrucción vegetal y permitiendo que el ambiente florezca por sí solo.

En los altiplanos de Argentina, por ejemplo, son los pumas, cuya presencia garantiza que la hierba crezca y cree un hábitat para todo tipo de criaturas. En el parque nacional de Yellowstone, en Estados Unidos, son los lobos, que al depredar a los venados protegen a los bosques de la deforestación que causarían por sí solos.

Las especies clave están en todos lados, y los expertos creen que entender cuál es la especie clave de cada ecosistema puede ser extremadamente importante para regenerar los paisajes degradados del mundo.


también puede interesarte

Tendencias

Vinagre: sus mil y un usos de limpieza

Sabemos que muchos de los productos de limpieza contienen elementos tóxicos. Por eso te recomendamos ir a lo natural y utilizar vinagre. Acá tienes algunos de sus usos más comunes:.

Ambiente

Viena premiará a las personas que reduzcan sus emisiones de CO2

La capital de Austria lanzará un proyecto para premiar con actividades culturales a los ciudadanos que elijan el transporte público, la bicicleta o que se trasladen a pie por la ciudad.

Tendencias

Entierros ecológicos: la nueva tendencia

La idea nace de dos diseñadores en Italia, que pensaron en dar a la muerte, una nueva vida. ¡Mira el video!

Tendencias

Murió una leona desnutrida en un zoológico de Sudán

La muerte de una leona desnutrida en un zoo de Sudán y el estado de los otros cuatro leones que vivían con ella ha destapado una controversia mundial.


Otros

Ambiente

Algunas plantas empiezan a florecer después de los incendios

En Australia, algunas plantas han evolucionado durante millones de años para protegerse de los incendios y renacer de las cenizas.

Tendencias

Filipinas usa cenizas volcánicas para hacer ladrillos

Una ciudad filipina está convirtiendo las cenizas del volcán Taal, que hizo erupción el 12 de enero, en ladrillos para reconstruir la infraestructura dañada.

Ambiente

Día Mundial de los Humedales: los que nos aseguran más tiempo sobre la Tierra

Estas áreas son clave para la mitigación del cambio climático pero los estudios indican que la humanidad no hizo mucho para preservarlos. Ya ha desaparecido casi el 70% de los humedales a nivel mundial.

share