Ambiente

Por primera vez en 100 años se ve una manada de bisontes pastando libremente en México

Esto se logra después de reintroducir a 19 ejemplares en la zona de El Carmen. Los animales se han reproducido, dando lugar a un grupo grande que se mueve en plena libertad.

Hernán Lameda

Actualizada 19/03/2021

Por primera vez en 100 años se ve una manada de bisontes pastando libremente en

Ambiente

Fuente: Shutterstock

Por primera vez en 100 años se ve una manada de bisontes pastando libremente en México

Esto se logra después de reintroducir a 19 ejemplares en la zona de El Carmen. Los animales se han reproducido, dando lugar a un grupo grande que se mueve en plena libertad.

Hernán Lameda

Por primera vez en 100 años se ve una manada de bisontes pastando libremente en
Fuente: Shutterstock

En México, por primera vez en 100 años, se ve una manada de bisontes pastando libremente. Este avistamiento ha generado alegrías, ya que es una especie en franco peligro de extinción desde hace más de un siglo.

[También te puede interesar: Nueva York rindió homenaje a sus 30.000 fallecidos por coronavirus]

Un esfuerzo por reintroducir a estos animales

Siempre ha existido el tema de la cacería de estos animales. Desde hace mucho, los indígenas de la zona los buscaban por su piel y su carne. No obstante, fue la caza masiva y con armas de fuego la que minimizó su población.

En el caso de México, estos animales no eran vistos desde hace una centuria. Es en 2020 se hizo el esfuerzo de conseguir a 19 ejemplares y liberarlos en la zona. El sitio escogido fue la reserva ecológica de El Carmen.

Afortunadamente, estos bisontes han tenido crías. Por eso, ya se puede hablar que han formado una manada. Las imágenes del grupo de animales han sido divulgadas y los muestran moviéndose en paisajes nevados.

En otras naciones se ha planteado hacer algo similar. Por ejemplo, el Reino Unido el modo de reintroducir bisontes en sus bosques. Se espera que el ejemplo mexicano sirva de catalizador para multiplicar esta iniciativa.

Un proyecto para rescatar al bisonte iniciado en 2009

Impulsado por la Comisión Nacional de Áreas Protegidas (Conanp). Además, implica una colaboración entre México y EEUU. Lo cierto es que estos animales eran anteriormente reyes de este territorio.

La reserva El Carmen se encuentra en el estado mexicano de Coahuila. El sitio fue elegido ya que era un hábitat natural de este animal. No obstante, desde finales del siglo XIX su población se convirtió en exigua.

Varias especies mexicanas de animales están en peligro de extinción. Por eso, el gobierno de esa nación ha venido implementado acciones para su rescate. En este caso, se ha tenido éxito y la noticia ha gustado bastante.

Prohibir por completo la cacería es la primera medida

En la reserva El Carmen los animales están bajo total resguardo. Si bien hace mucho no existen los cazadores de bisontes, es mejor prevenir que esta actividad se restablezca. Ya se han establecido leyes al respecto.

Ha sido un esfuerzo importante, el cual debe ser mantenido. Ya hay grupos veterinarios y de cuidadores contratados para vigilar a estos animales. Se espera que vuelvan a ganar protagonismo en la zoología de la zona.

[También te puede interesar: Tipos de sueños y su significado: lo datos que no sabías]

¿Se puede repetir esta acción con otras especies? Sí, de hecho, ha ocurrido algo similar en otras zonas del mundo. No obstante, es la primera vez que se conquista este cometido con una población de bisontes.

Fuente:

ECOINVENTOS


Otros

Salud

Granitos en los brazos por el gluten: cómo identificarlos

¿Tienes granitos en los brazos a causa del gluten? Descubre cómo puedes identificar, tratar y eliminar estas marcas rojas en tu cuerpo.

Tendencias

Tipos de sueños y su significado: lo datos que no sabías

Descubre los diferentes tipos de sueños y cómo saber su significado. Conoce los datos que no sabías sobre los sueños.

Salud

“One Heath”: la salud del hombre, los animales y la naturaleza están conectadas

La adopción de un enfoque de Una Salud es cada vez más urgente, ya que la acelerada huella humana en el mundo natural aumenta los riesgos de una mayor propagación de enfermedades zoonóticas.

share