El país del Sudeste asiático se propuso crear una ley para que sus estudiantes estén obligados a plantar 10 árboles y, de esta manera, poder graduarse.

¡Así es! Todos los estudiantes del primario, secundario y universitario deberán plantar árboles para conseguir el título y poder finalizar sus estudios. Así, además de ayudar al medio ambiente, se educa a todos los niños y adolescentes sobre la problemática del cambio climático.

En el contexto de esta propuesta, los árboles deberán ser plantados en tierras boscosas y áreas protegidas, reservas civiles y militares, áreas urbanas bajo los planes medioambientales de los gobiernos locales, sitios mineros inactivos y otras tierras adecuadas.

[También te puede interesar: En Filipinas plantan 3,2 millones de árboles en una hora]

dos personas plantan un arbol sobre la tierra

Cabe destacar también que Filipinas se ha convertido en una de las zonas más afectadas por la deforestación a nivel mundial. Según informó The Independent, la cubierta forestal del país ha pasado de contar con un 70% a un 20% en los últimos años.

La tala ilegal de árboles es un flagelo a nivel mundial, y este país no es la excepción. Esta problemática deriva en inundaciones y deslizamientos de tierra, lo que ha llevado al propio Gobierno a tomar medidas.

La ley 8728 o también llamada “Ley de graduación del legado para el medio ambiente” fue aprobada por la Cámara de Representantes y solo falta que el Senado la apruebe también. Si esta Ley sigue su curso y es finalmente aprobada y puesta en práctica, el Gobierno será el encargado de adquirir las plantas y del monitoreo de los árboles en el futuro.

“Con más de 12 millones de estudiantes que se gradúan cada año en primaria, casi cinco millones en secundaria y casi 500.000 en la universidad, esta iniciativa correctamente implementada garantizará un mínimo de 175 millones de árboles nuevos al año”, sostuvo Gary Alejano, el precursor de esta iniciativa.

[También te puede interesar: Colombia se prepara para una gran jornada de siembra]

impacto ambiental
La reforestación es uno de los casos de impacto ambiental positivo.

“En el curso de una generación, no menos de 525 mil millones de árboles podrían ser plantados bajo esta iniciativa”, afirma.

La Cámara de Representantes indicó que “la política del Estado es perseguir programas y proyectos que promueven la protección ambiental, la biodiversidad, la mitigación del cambio climático, la reducción de la pobreza y la seguridad alimentaria. Es por ello que el sistema educativo debe ser un lugar para propagar el uso ético y sostenible de los recursos naturales”.

Esta iniciativa es una excelente manera de combatir la problemática del cambio climático, dar un ejemplo a nivel país y al mismo tiempo educar a los más chicos en materia medioambiental.

¿Qué te ha parecido esta idea?