El casamiento durante mucho tiempo fue algo que no era siquiera puesto en duda. Pero hoy, ya pasó a ser en muchos lugares del mundo, una decisión de cada pareja. Para algunos el matrimonio sigue teniendo un sentido muy importante, ya sea social, personal o religioso; pero también hay parejas que no se casan porque eligen no formalizar su amor de esa manera e igualmente se aman. Todas las elecciones son válidas, y cada pareja sabe bien qué es lo mejor. 

Aunque hay parejas que no se casan, para Remigio Enrique Palavecino (80) y Esther Cubarle (80) el matrimonio sigue siendo muy importante. Tanto que desde que se casaron por primera vez en 1962 no han dejado de repetir la ceremonia año tras año. 

[Lee también: ¡Te quiero hasta el infinito y más allá! Esta pareja se casó en la cima del Everest]

Se conocieron un día en una calle de Argentina y luego, una amiga en común los presentó. “Fue un flechazo total", dicen divertidos. Una noche fueron a un baile juntos y desde ahí, no dejaron de estar juntos ni un minuto. 

9 meses después, se casaron. Fue un 24 de febrero de 1962 y, a partir de ahí, cada año vuelven a elegirse y reafirmar su amor. La diferencia es que ahora ya no están solos: sus dos hijos y todos sus nietos los acompañan para vivir de cerca que aunque hay parejas que no se casan o que dicen que "el amor no dura para siempre" también puede haber amores que sean una hermosa excepción. 

[Lee también: Todas las relaciones se sostienen en alguno de estos 7 tipos de amor: ¿con cuál te identificas?]

“Los mandados los hacemos juntos, con la cocina y la limpieza nos turnamos. Compartimos todo”, cuenta Esther. "Irnos a acostar peleados, jamas. Nunca nos faltamos el respeto. Éramos socios y lo seguimos siendo”.

¡Qué viva el amor!

[Lee también: ¿Cansado de estar soltero? Esta mujer italiana se casó consigo misma]