• Cursos
  • Suscribete a nuestro newsletter

Hogar

Recetas e ideas para que el aseo de tu casa sea ecoamigable

Organizar la compra de los productos que se necesitan para limpiar la casa y hacer nuestros propios preparados es una práctica amigable con el planeta. ¿Te sumas?

Daniela Godachevich

Actualizada 27/01/2020

Hogar

Recetas e ideas para que el aseo de tu casa sea ecoamigable

Organizar la compra de los productos que se necesitan para limpiar la casa y hacer nuestros propios preparados es una práctica amigable con el planeta. ¿Te sumas?

Daniela Godachevich

La limpieza del hogar puede ser re-pensada y organizada para evitar plásticos, microplásticos, objetos con mucho envoltorio, packaging, y que tienen un solo uso. Para evitar este tipo de compras hay que seleccionar alternativas más simples y más amigables con el medio ambiente.

Estamos acostumbrados a usar un producto para cada una de las partes de la casa, con un sinfín de efectos y aromas. Pero lo cierto es que con muy poco de estos podemos reemplazar esa gran cantidad de desodorantes, desinfectantes y limpiadores.

Todos estos preparados se pueden realizar en casa con elementos que son de fácil acceso: vinagre, bicarbonato, ácido cítrico y aceites esenciales. Estos elementos se pueden comprar a granel, sin envoltorios.

En muchos países se puede llevar el recipiente y comprar suelto y a granel, y en otros te dan un envase reutilizado. En ambos casos siempre es mejor que comprar una y otra vez en el supermercado. Deberíamos sacar la cuenta de cuántos envases y envoltorios evitamos de esta manera para, luego de sorprendernos, no volver a adquirir de esa manera nunca más.

limpieza natural

Lo ideal es alejarse de las esponjas comerciales, o las fibras y microfibras. Para reemplazarlas, nada mejor que la ropa vieja, camisetas en desuso o retazos de tela que no tienen ningún destino. Las esponjas vegetales, el yute, el algodón o los cepillos de cerdas naturales y de bambú son buenos aliados a la hora de fregar y sacar sarro o manchas difíciles.

Las recetas que podemos seguir son variadas y eficaces. Hay recetas para hacer jabón para lavar la ropa, para limpiar los baños, la cocina y hasta para sacar manchas de sarro muy difíciles. La idea es poder organizarse, comprar todos los productos, reciclar envases de vidrio que ya no usemos y poner manos a la obra.

Para hacer jabón para lavar la ropa

Necesitarás:

- 50 gr de jabón rallado por litro de agua
- 1 cucharada de bicarbonato por litro de agua
- 1 cucharada de percarbonato por litro de agua
- Agua

Instrucciones:
1. Poner a hervir el agua
2. Cuando el agua esté caliente sacamos un poco y añadimos el bicarbonato y el percarbonato.
3. Cuando el agua empiece a hervir, añadimos el jabón y bajamos el fuego al mínimo.
4. Cuando el jabón se haya disuelto, añadir la mezcla de bicarbonato y percarbonato.
5. Remover y retirar del fuego.
6. Dejar que enfríe y echar en una botella con boca ancha.

Se puede añadir más agua si se lo quiere más espeso. También se puede batir antes de echarlo en la botella para que se quede más suelto. Solo hay que agitar bien y echar en el compartimiento del lavarropas, más o menos unos 100ml.

bicarbonato
Bicarbonato y limón, dos componentes versátiles a la hora de limpiar

Para limpiar tuberías

Necesitarás:

- 1 cucharada de bicarbonato

- Un chorro de vinagre

- Agua caliente

Instrucciones:

Echar el bicarbonato, después el vinagre poco a poco y dejar actuar unos 15 minutos. Pasado ese tiempo, verter el agua caliente.

Es muy eficaz si se ha colado algún resto de comida o se nota que la tubería traga lento. También se utiliza en la ducha de vez en cuando para eliminar los restos de jabón.

Para hacer un pan de jabón

Necesitarás:

- 1 litro de aceite usado o nuevo.

- 1 litro de agua

- 200 gr de sosa cáustica

- 1 cuchara de madera

- Un recipiente no metálico

- Un molde

- Batidora

- Guantes

Instruccciones:

1. Poner en un balde la sosa cáustica y el agua, dejar reposar una hora al aire libre. Ojo porque te puedes quemar.

2. Se añade el aceite y se revuelve con cuidado y siempre en la misma dirección.

3. Luego se bate se remueve con la batidora hasta lograr una mezcla espesa. Se echa la mezcla en dos moldes y se deja reposar 24 horas.

4. Con los guantes puestos desmoldamos el jabón y se corta en panes. Los trozos que quedan del corte se pueden guardar en un pote.

5. El pan de jabón se envuelve en distintos paños de tela, se guardan en un lugar fresco y seco por treinta días. Luego de ese tiempo ya están listos para usar.

Los pasos son fáciles de seguir y los ingredientes son sencillos de encontrar, solo hay que dedicar un tiempo a la organización, re-pensar la forma de comprar y hacer nuestros propios productos de limpieza con componentes más nobles y inocuos para el planeta.


también puede interesarte

Ambiente

Elimina fácilmente el plástico de tu vida

El plástico está creando problemas en todo el mundo.

Ambiente

Se buscan voluntarios para salvar el planeta

Estos programas ofrecen posibilidades para poder involucrarse en proyectos para mejorar la situación ambiental actual

Hogar

Hojas venenosas en la huerta: aprende a identificarlas

La mayoría de las hojas de la huerta son comestibles, pero hay unas cuantas que no lo son, y es importante saber reconocerlas y aprender porqué no las podemos comer.

Turismo

Las 10 mejores ciudades para visitar si eres vegano

Repletas de restaurantes y opciones veganas, estos destinos son grandes opciones para ti si llevas un estilo de vida libre de productos y servicios de origen animal.


Otros

Tendencias

Agenda semanal

Una guía para que participes de actividades sostenibles. Si tienes otros eventos o acciones para incluir en la lista, puedes escribirnos a [email protected]

Salud

10 hierbas medicinales que no pueden faltar en tu botiquín natural

Si prefieres la medicina natural, debes saber que existen plantas para tratar todo tipo de malestares y dolencias. Estas son las que no te pueden faltar.

Hogar

Ideas sencillas para darle una nueva vida a los frascos de vidrio

Empezar a reutilizar es fundamental para evitar que muchos recursos valiosos acaben llenando los vertederos. Aquí te compartimos algunas ideas para que comiences hoy mismo.

share