Cookies!

Bioguia utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Hogar

Terrario: qué es y distintas formas de hacerlo en casa, paso a paso

Un terrario es una hermosa decoración natural del hogar. ¡Y es muy fácil de hacer! En este post te enseñamos distintas maneras de hacer tus propios terrarios.

Hogar

Terrario: qué es y distintas formas de hacerlo en casa, paso a paso

Un terrario es una hermosa decoración natural del hogar. ¡Y es muy fácil de hacer! En este post te enseñamos distintas maneras de hacer tus propios terrarios.

Lucila Benito

28/03/2019

Tal vez viste alguna vez una planta pequeña dentro de un frasco y te pareció bonita, pero no sabes qué es un terrario y cómo hacer un terrario tú mismo para tener bonitas plantas que requieren pocos cuidados en tu hogar.

Un terrario es un pequeño jardín que se cultiva dentro de un recipiente.

Son ideales para tener dentro del hogar. Las condiciones generadas en este invernadero de miniatura hacen que las plantas no requieran demasiado mantenimiento.

Escoge el contenedor que más te guste, añadiéndole belleza y naturaleza a las habitaciones de tu casa.

¡En este post te daremos muchas ideas para que hagas el terrario que mejor se adapte a tus necesidades!

[También te puede interesar: 5 plantas de interior que dan flores todo el año]

Lo que necesitas saber antes de comenzar

Escoge algunas plantas que tengan características similares y asegúrate de que crezcan bien juntas. Puedes usar casi cualquier especie que no requiera muchos cuidados.

Los más utilizados son los helechos, el musgo, las crasas y los cactus.Siempre será aconsejable escoger plantas que no vayan a crecer por encima del recipiente del terrario. Asimismo, serán mejores aquellas que prefieren la sombra y toleren altas temperaturas y niveles humedad.

Con respecto al recipiente, el mismo puede ser de plástico o de vidrio. Lo más importante es que sea lo suficientemente profundo como para contener las raíces.

Los materiales indispensables que necesitarás para fabricar tu propio terrario son:

Tierra

Ligera y con mucho drenaje. Será mejor si incluye turba o musgo. Para comprobar el drenaje, coloca un poco de tierra en tu mano, mójala un poco y aprieta el puño. Si la tierra es pesada, se mantendrá junta cuando abras tu mano. Si es ligera, se desmoronará. Mézclala con vermiculita en una proporción de 3:1.

Piedras o gravilla

Colocadas en la parte de abajo, colaborarán con el drenaje. Para ello, su tamaño no debe exceder los 0,5 centímetros. En la parte superior, le darán un lindo acabado al terrario.

Carbón activado

Será el responsable de mantener la tierra fresca. Lo necesitarás a menos que tu recipiente tenga un agujero en la parte de abajo para drenar el agua. Podrás adquirirlo en tiendas de jardinería o acuarios.

Musgo

Colocado en el fondo del terrario, funcionará como una esponja que absorberá el exceso de agua.

Guantes

Serán especialmente útiles para manipular el musgo, ya que necesitarás protegerte para evitar un contacto directo con los hongos. También deberás usarlos para agarrar el carbón activado.

Decoración

Busca elementos que no se dañen con el agua como conchas, piedras, o cualquier ornamento que se utilice en las peceras.

Hacer un terrario, paso a paso

1. Limpia bien el recipiente. Esto será más importante aún cuando estés reutilizando un contenedor. Lávalo bien con agua y jabón anti-bacterial, y enjuágalo varias veces para eliminar cualquier residuo que pueda quedar.

2. Para el drenaje, coloca una capa de aproximadamente 2,5 centímetros de gravilla o piedras mezcladas con una buena cantidad de carbón.

3. Añade una capa de musgo para evitar que la tierra se filtre hacia la gravilla y eliminar la cantidad de agua dentro del recipiente.

4. Coloca la tierra. La cantidad necesaria dependerá del tamaño del recipiente y la longitud de las raíces de las plantas. Aplástala suavemente para nivelar la superficie.

5. Saca las plantas de sus recipientes originales y asegúrate de sacudir sus raíces para eliminar el exceso de tierra. Cava hoyos en la tierra dentro del terrario e introdúcelas en ellos. Cubre la base dándole palmaditas suaves. Es importante que las hojas no toquen el vidrio ya que eso podría favorecer el desarrollo de enfermedades y hongos.

6. Saca las plantas de sus recipientes originales y asegúrate de sacudir sus raíces para eliminar el exceso de tierra. Cava hoyos en la tierra dentro del terrario e introdúcelas en ellos. Cubre la base dándole palmaditas suaves. Es importante que las hojas no toquen el vidrio ya que eso podría favorecer el desarrollo de enfermedades y hongos.

7. Agrega los decorados. Si quieres darle un aspecto más natural, simplemente agrega musgo o piedras. Estas ayudarán a evitar el crecimiento de malezas.

8. Riega hasta que las piedras de la parte de abajo estén mojadas.

Variaciones para usar el terrario en casa

Hacer un terrario en una mesa

Ahora que ya sabes cómo armar un terrario en un pequeño recipiente, debes saber que también es posible montar estos bellos jardines de interior en otras superficies.

Por ejemplo… ¡Una mesa!

¿Te animas a armar la tuya propia, con terrario incluido?

Así es como se hace paso a paso.

  • Primero, los materiales:

♦ Todos los elementos para hacer un terrario descritos en la introducción

♦ 4 láminas de plexiglás (polimetilmetacrilato o PMMA) de 60 x 45 cm

♦ 2 láminas de plexiglás de 62.5 x 62.5 cm (o más largas)

♦ Soldadora Nº4 o pegamento en una botella aplicadora con aguja

♦ 1 lámina de 62.5 x 62.5 cm de madera contrachapada,

♦ 2 varillas de madera de 62.5 cm

♦ 2 varillas de madera de 66 cm

♦ Tacos de 2.50 cm para las patas

♦ 4 tornillos

♦ Cuchillo para cortar el plexiglás

♦ Serrucho

♦ Perforadora

♦ Pintura

  • Paso a paso

1. Arma la base, con todas las piezas de madera. Primero, prueba que las varillas encastren alrededor de la madera contrachapada, y luego atorníllalas como si fuera una caja muy baja. Luego, pega o atornilla las patas.

2. Refuerza las uniones con pegamento.

3. Arma la caja, encastrando las placas de plexilrás.

4. Para hacer la tapa, pega dos placas de plexiglás juntas. A una de ellas ponla a solo dos centímetros de cada lado más grande que la pequeña; así, cuando cierres el terrario no se moverá, y si necesitas abrirlo solo tendrás que levantar la tapa con cuidado.

5. Si es necesario, rellena con aserrín.

Ahora, llegó el momento de armar el terrario siguiendo las mismas instrucciones que a nivel pequeño, pero con más tierra y más plantas.

¡Súper fácil! ¿No crees?

Hacer un terrario en una lámpara

La iluminación es uno de los aspectos más importantes a la hora de decorar un hogar. Con ella, los ambientes pueden volverse más acogedores, románticos, o incluso más amplios.

Las opciones para iluminar cada espacio son realmente infinitas y lo mejor de todo es que existen muchas alternativas que puedes hacer tú mismo, de manera económica y según tu propio estilo. Por ejemplo, puedes decorar con luces en cadenas, o hacer lámparas recicladas, lámparas brillantes decorativas, lámparas con frascos, o por qué no, ¡una lámpara luna!

Pero vamos a lo nuestro: ¡También es posible hacer una lámpara terrario!

Sí, si quieres además de iluminar dar un toque natural y de vida a tus espacios, esta es la opción que estás buscando. Ideal para oficinas o escritorios.

  • Necesitas:

♦ Todos los elementos para hacer un terrario descritos en la introducción

♦ Una pantalla de lámpara (con pie de apoyo)

♦ Una bombilla de luz (de bajo consumo)

♦ Un recipiente de vidrio del ancho de la pantalla

  • Paso a paso

En realidad, la clave de esta lámpara terrario es que el recipiente de vidrio tenga exactamente el mismo ancho que la lámpara. Pues lo que harás es unir ambas cosas en una sola.

1. Haz en el recipiente de vidrio un terrario, tal como se especificó al comienzo.

2. Coloca la bombilla en el interior de la pantalla. Ponla con cuidado por encima del terrario, ¡y enciéndela! Verás cómo tu hogar se llena de belleza y naturaleza con toda su luz.

Mantenimiento de un terrario

Como el vidrio amplifica la luz, será arriesgado poner las plantas ante el sol directo. Opta en cambio, por la iluminación indirecta. Conserva tu terrario en el interior del hogar y evita cambios repentinos de temperatura.

El riego dependerá del tipo de planta. Por lo general, necesitarás regar cada una o dos semanas. Sin embargo, los cactus y crasas se riegan una sola vez por mes. Sabrás que debes hacerlo cuando veas que la tierra o los lados están secos.

Para lograr que dure por más tiempo, retira inmediatamente las hierbas malas, los hongos y las plantas enfermas. Haz lo mismo con las partes marchitas.

Ahora sabes qué es un terrario y cómo hacer uno. ¡Prueba hacerlo en diferentes recipientes y decorarlo usando tu creatividad!

[También te puede interesar: Jardines de aire: un opción sencilla para decorar con naturaleza]

¿Te gustaría hacer un terrario en casa? ¡Pon manos a la obra y cuéntanos cómo te fue!

Fuentes:

Hágalo Usted Mismo


Otros

Ambiente

Plantas para armonizar el hogar y atraer el amor en tu vida

Las plantas pueden ayudarte más de lo que crees. Conoce cuáles pueden ser tus aliadas a la hora de armonizar el hogar y atraer el amor.

Ambiente

7 plantas protectoras del hogar y cómo deberías usarlas

Si quieres que la buena energía inunde tu casa, lo mejor es tener estas plantas protectoras del hogar.

Entretenimiento

La simbología de las plantas: 5 especies que atraerán riqueza y vibras posit..

Conoce qué plantas deberías tener en tu casa para que esté rodeada de buenas energías.

share