• Cursos
  • Suscribete a nuestro newsletter

Salud

Comprobado: los agroquímicos dañan tanto a las abejas como a las personas

A ellas y a los humanos podría estar afectándonos lo mismo, de manera lenta y silenciosa.

Celeste Gomez Wagner

06/07/2017

Salud

Comprobado: los agroquímicos dañan tanto a las abejas como a las personas

A ellas y a los humanos podría estar afectándonos lo mismo, de manera lenta y silenciosa.

Celeste Gomez Wagner

Cada vez son más las personas que comienzan a tomar consciencia de las consecuencias que tiene el uso de agroquímicos que se usan para producir muchos de los alimentos que consumimos todos los días. Quizás el más conocido de ellos es el glifosato, que quizás alguna vez hayas oído hablar en relación a su principal vendedor comercial, Monsanto.

Un reciente estudio recientemente publicado en la revista Science investigó otro químico polémico: los neonicotinoides, que suelen rociarse en las semillas para evitar las plagas de insectos; pero inciden en el polen y el néctar y esto podría tener graves consecuencias. 

Los resultados comprobaron que la exposición continua a los insecticidas que contienen neonicotinoides, o bien a cultivos expuestos a éstos, podría perjudicar a las abejas domesticadas y silvestres. 

Según los científicos, esto sugeriría que los neonicotinoides persisten en el ambiente y son absorbidos por las flores silvestres, exponiendo a las abejas aún muchos años más tarde.

Las abejas, especialmente las domésticas o melíferas (Apis mellifera), sufren efectos como la disminución en su posibilidad de reproducción, su desorientación e incluso la muerte.  

[También puedes leer:  Según la ONU, más de 200 mil personas mueren cada año por los agroquímicos usados en el campo ]

Es importante señalar que los investigadores explican que las condiciones ambientales locales y en cuanto a la especie pueden hacer variar la respuesta; sin embargo, en todos los casos estudiados, incluso en dosis bajas, se observan efectos adversos.

Recordemos que todo lo que vemos en la naturaleza depende, de alguna manera, de las abejas: ellas son fundamentales para la reproducción de la mayoría de las especies vegetales y para que los animales que se alimentan de ellas puedan crecer. El 75% de los cultivos del mundo dependen de su polinización o la de otros insectos. Es decir, sin abejas no hay vida.

Estos resultados deberían ser tenidos en cuenta especialmente por los sectores políticos para tomar medidas que hagan a su regulación. Especialmente, en el caso de la Unión Europea, ya que aún mantienen abierto un proceso sobre la ampliación de las restricciones de uso de neonicotinoides.

Sin duda, estas investigaciones aportan nuevas pruebas para abrir el debate sobre el uso de los agroquímicos en el mundo, de los que historias como ésta, ya han comprobado su daño a la salud de las personas. 

¿Qué piensas tú?


también puede interesarte

Ambiente

Declaran a las abejas el ser más importante del planeta, pero están desapare..

“Si las abejas desaparecen, a los humanos les quedarían 4 años de vida”. Una cita comúnmente atribuida a Albert Einstein.

Alimentación

5 consejos muy útiles para saber cómo conservar la miel de abejas en las mej..

Algunos trucos que pueden ayudarte a consumir miel en las mejores condiciones.

Entretenimiento

Gran Bretaña prohíbe los pesticidas que exterminan a las abejas

Finalmente Gran Bretaña se une a la cruzada mundial para salvar a las abejas.

Salud

Encuentran relación entre el uso de pesticidas y el aumento de las malformaci..

Estudio desarrollado en California relaciona malformaciones congénitas con exposición a pesticidas.


Otros

Entretenimiento

Mueren 2 mil colmenas por uso de agrotóxicos en Uruguay

Mueren 2 mil abejas en Uruguay por uso de pesticidas en período de floración de cítricos.

Salud

Cientos de miles de huevos contaminados por un insecticida en Holanda

Huevos con Finopril habría sido distribuidos en Los Países Bajos, Alemania y Bélgica.

Alimentación

Lo que nadie te dice de la famosa miel de Manuka

Dicen que sus propiedades son milagrosas, pero ¿sabes que hay detrás?

share