En una entrevista al diario británico The Independent, la científica a cargo de la vacuna contra el Covid-19 hizo una importante advertencia desde Oxford. Indicó la alerta de posibles nuevos contagios que se transmiten de animales a humanos.

Sarah Gilbert piensa que la transferencia de enfermedades zoonóticas se ha vuelto más probable debido a nuestro estilo de vida. A esto le suma la creciente densidad de la población, la deforestación y el incremento de los viajes de un país a otro.

El origen del contagio de covid-19 sigue siendo un misterio

Aunque se desconoce cómo surgió patológicamente este virus, muchos investigadores creen firmemente que inicio en los murciélagos. Pero luego llegó a la población humana por medio de otros animales.

Sus aseveraciones se basan en la forma como el ébola, el virus Nilo Occidental y Sars se originaron. Estas al igual que el Covid-19 surgieron de animales, principalmente exóticos o salvajes. Sin embargo, el coronavirus ha demostrado ser más contagioso que el resto.

De acuerdo a los datos de la Organización Mundial de la Salud, cada año se producen centenares de muertes y más de mil millones de enfermedades provenientes de animales. Y esto no es todo, alrededor del 60% de las enfermedades infecciosas que emergen en todo el mundo han pasado de un animal a un hombre.

Según Gilbert, el riesgo que representan estas afecciones pueden amenazar el futuro de la humanidad si el mundo se sigue globalizando como hasta ahora.

“Debido a la forma en que han ido las cosas en el mundo, es más probable que tengamos infecciones zoonóticas que causen brotes en el futuro”. Así lo dijo la investigadora de Oxford en su entrevista a The independent.

Oxford alerta posibles nuevos contagios desde animales


Otras investigaciones apuntan al mismo objetivo

Un informe del Instituto Internacional de Investigación Ganadera y del Programa de Medio Ambiente de la ONU, le da la razón a Gilbert.

La propagación de patógenos de los animales a los humanos aumenta por el deterioro del medio ambiente natural. Como la explotación de vida silvestre, la degradación de la tierra, el cambio climático y la extracción de recursos.

Pero más allá del peligro que representan estas afecciones, también se cree que el futuro puede ocurrir otro brote de una potente cepa de gripe. De hecho, este podría ser muy similar al que se padeció en el 2017-2018, la cual mató a unas 80.000 personas en Estados Unidos. Esta cifra proviene de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, convirtiéndola en uno de los brotes más letales en muchos años.

Gilbert asegura que antes que iniciara la pandemia de Covid-19 estaban trabajando en una vacuna universal para la gripe. La cual funcionaría contra todos los tipos de gripes, como la H1n1, H3N3 y la H7N7.

Esto agregaría un gran significado ya que no sería necesario detectar de ante mano cual es el padecimiento para atacarlo. Pero hasta los momentos siguen trabajando en esta vacuna y en un que pueda combatir el coronavirus.

¡Comparte esta información!