1. Antes de entregar un celular, es importante evaluar tanto la madurez del niñ@ como las razones de porqué lo estamos dando, ¿hay una necesidad real o es presión social?

En caso de que este sea el primer celular de tu hijo/a, cuestiónate bien si está preparado para recibirlo. Los expertos aún no se ponen de acuerdo sobre la edad recomendada para el primer celular, algunos dicen desde los 12, otros los 14, e incluso algunos desde los 10. Lo que recomendamos nosotros es que te enfoques en tu hijo/a y si crees que esté listo para usarlo de manera responsable, cumpliendo con horarios y límites, aceptando las restricciones que le pongas y que no adquiera una adicción.

También considera el celular que le estás regalando. Si es el primero, no le des el último iPhone ni uno muy avanzado, es mejor uno más simple y fácil de usar, con el que además adquiera la responsabilidad y haga sus primeros acercamientos. Un consejo es entregarle un celular usado por ti, porque ya lo conoces bien y así, en caso de que tu hijo/a necesite ayuda con el teléfono, acudirá a tí.

2. Conversa sobre los riesgos y beneficios de Internet y las redes sociales, enseñándole sobre un uso responsable y seguro, asumiendo el rol de mentores digitales.

Internet es un espacio público con millones de usuarios. Así como en las calles y espacios físicos, en el mundo online también hay peligros, ¿estás al tanto de ellos? Si vas a dejar que tu hijo acceda a este espacio, entonces lo ideal es que tú lo conozcas mejor que él o ella, lo guíes y te conviertas en su mentor digital. En este post te mostramos tres videos sobre tres conceptos clave que puedes ver junto a tu hijo/a para educarse digitalmente.

shutterstock_1890931375

[También te puede interesar: Así es como puedes desconectarte del móvil para disfrutar tus vacaciones.]

3. Crea acuerdos con tu [email protected] para regular horarios, espacios y momentos de uso, o dónde guardarlo.

Esto es importante para que el niño o niña adquiera un control sobre su propio uso del teléfono y no se vuelva dependiente a él. En BRAVE UP! creamos un contrato con acuerdos para ti y tu hijo con respecto al uso del celular. Un documento de este tipo permite mantener una regulación más clara y concreta de este instrumento, así como también poder hacer un seguimiento y notar la evolución que el niño o niña ha logrado con el tiempo. Nos puedes escribir a [email protected] y con gusto te haremos llegar este material.

4. Evita darles demasiada autonomía. Un celular no es un juguete y debemos estar atentos al uso que el niño o niña le da con apps de mentoría parental.

Tanto los iPhone como los celulares con sistema Android tienen opciones para llevar un control parental. En el caso del primero, estas opciones van incluidas en el mismo teléfono. En el segundo, puedes bajar la app Family Link de Google.También recomendamos Qustodio, app que funciona en dispositivos con Windows, Mac, Android, iOs e incluso Kindle. Recuerda no abusar de estas aplicaciones.

shutterstock_1289448829

[También te puede interesar: Minimalismo digital: 10 consejos a tener en cuenta para implementarlo.]

5. Sé un ejemplo para tu [email protected] autoRregulando también tu propio uso, por ejemplo al no usar el teléfono antes de dormir ni en la mesa durante los almuerzos.

Si quieres que tu hijo/a haga un uso seguro y responsable de la tecnología, ¡tú debes ser su primer ejemplo! Si le pides compromiso con algo, comprométete tú también, incluso puede ser una novedosa forma de que ambos tengan algo en común y se apoyen en la tarea de adoptar hábitos digitales saludables.