Los que conocen sobre “cultura” lunar, saben de antemano que la Luna llena de la Cosecha brillará en la bóveda nocturna durante septiembre. Se trata de una de las imágenes más impactantes del satélite natural de la Tierra.

También te puede interesar: Las razones por las que no deberías bañarte durante una tormenta eléctrica ¡Es muy peligroso!

Los plenilunios: ciclos de 28 días

La luna cumple ciclos, los cuales son etapas conocidas como fases lunares. Desde hace siglos, ha existo fascinación por el satélite terrestre. Las fases lunares son bastante conocidas, mismas que sirven para conocer etapas.

En total, son nueve (9) las fases lunares: 1) Luna Nueva, 2) Luna Creciente, 3) Cuarto Creciente, 4) Luna Gibosa Creciente, 5) Luna Llena, 6) Luna Gibosa Menguante y 7) Luna Negra. Por ende, una luna llena es un quinto estadio lunar.

Se le llama luna llena sucede cuando el disco lunar se ve más grande. La cara oculta del satélite queda completamente opuesta a la mirada desde la Tierra. Por eso, también recibe el nombre de plenilunio (luna plena).

Luna Llena
Foto: Adobe Stock

¿Por qué se le llama Luna de la Cosecha?

En el caso del mes de septiembre, a la fase de luna llena se le suele denominar como “Luna llena de Cosecha”. Este apelativo proviene de las tribus indígenas norteamericanas, que usaban los astros en sus calendarios.

Ocurre que el maíz suele crecer en septiembre, llegando a su punto de recolección. Por lo tanto, es un plenilunio que corresponde a la cosecha de maíz. De ahí que también se le llame en ocasiones como Luna de Maíz.

El disco lunar suele verse de gran tamaño. Su mayor envergadura la logra en las horas del atardecer, hacia el este. Además, debido al cielo despejado y al efecto óptico de la atmósfera se ve más grande de lo normal.

Este plenilunio era muy venerado en culturas mesoamericanas, las cuales adoraban al maíz como fuente de alimento. Por eso, se considera que es un evento que tiene bastante consideración simbólica.

Fuente: Adobe Stock

Valor simbólico de la luna llena en septiembre

Es una verdadera referencia en los cielos de septiembre. Desde la antigüedad, ha gozado de bastantes consideraciones simbólicas, tales como las siguientes:

- Se le considera una luna de abundancia

- Sale unos 50 minutos más tarde, por lo que permite ver la cosecha de noche

- En Oriente se suelen hacer banquetes, en vista de la connotación de abundancia lunar

- Se dice que es una luna que invoca a los espíritus

También te puede interesar: Niño de 5 años toca el piano y deleita al mundo con su talento: lo llaman “El Mozart italiano”

¿Deseas ver la “luna llena de la cosecha”? Pues, suele verse mejor en el hemisferio norte. No obstante, el satélite terrestre muestra su belleza en todas partes, siempre con su mágica luz blanquecina e hipnótica.

Fuente:

ECOOSFERA