Cookies!

Bioguia utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Salud

Todo lo que necesitas saber sobre la Herpangina, que esta siendo epidemia

Seguramente has escuchado que muchos niños fueron contagiados de Herpangina, a causa del virus Coxsackie. Conoce más sobre esta enfermedad que se está propagando entre los niños.

Salud

Todo lo que necesitas saber sobre la Herpangina, que esta siendo epidemia

Seguramente has escuchado que muchos niños fueron contagiados de Herpangina, a causa del virus Coxsackie. Conoce más sobre esta enfermedad que se está propagando entre los niños.

Simona Ichariba

09/04/2019

Que los hijos crezcan sanos y fuertes es lo que todos los padres desean. No obstante, no podemos pasar por alto que es casi inevitable que en algún momento enfermen, principalmente cuando están en contacto con otros.

Seguramente has escuchado que muchos niños fueron contagiados de Herpangina, a causa del virus Coxsackie, que también causa el conocido "síndrome de boca, manos y pies".

Conoce más sobre esta enfermedad que se está propagando entre los niños.

[También te puede interesar: Las 5 infecciones más peligrosas de las que deberíamos proteger a los niños]

¿Qué es y qué la causa?

Lo primero que hay que tener claro es que se trata de una enfermedad viral o infección muy habitual entre los niños que poseen edades comprendidas entre los 3 y los 10 años. La causa es un virus, el Coxsackie del grupo A, que resulta contagioso. De ahí que sea frecuente que pueda “propagarse” rápidamente en la guardería e incluso en el colegio o entre hermanos, aunque los adultos no están exentos de padecerla.

El virus Coxsackie pertenece a la familia de los enterovirus, denominados así porque se multiplican en el intestino después que han sido ingeridos con agua o alimentos contaminados. En este grupo de virus se incluye también los de la poliomielitis y el virus de la hepatitis A, los cuales viven en el tracto digestivo de los seres humanos. Estos virus se pueden contagiar de una persona a otra, por lo general a través del contacto con manos sucias o superficies contaminadas con heces, donde pueden vivir varios días.

Es muy común en zonas tropicales donde las infecciones se producen durante todo el año. En zonas urbanas, los brotes ocurren más a menudo en verano y otoño, es por ello que recientemente algunas entidades reforzaron medidas preventivas por la presencia del virus Coxsackie.

¿Cuáles son los síntomas?

La principal señal que indica que un pequeño sufre herpangina es una serie de lesiones en el interior de la boca. Comienzan teniendo la forma de puntos de color rojo, luego pasan a ser ampollas y finalmente, al explotarse, se convierten en pequeñas llagas o úlceras.

Estas lesiones suelen tener un tamaño aproximado de 3 milímetros y debido a que pueden ser muy dolorosas, hacen que el niño no quiera comer ni beber.

No obstante, no hay que pasar por alto que hay otros síntomas que también pueden indicar de manera clara que un menor sufre esta enfermedad:

  • Sensación de malestar general

  • Salpullido en el cuerpo

  • Dolor al tragar

  • Las llagas contienen líquido

  • Problemas para dormir bien

[También te puede interesar: Un virus que quizás tuviste de niño y se vuelve a activar de adulto]

¿Cuánto dura la infección?

El tiempo de infección por el virus Coxsackie varía mucho. El periodo de incubación desde el contacto con el virus hasta la aparición de síntomas es de cinco a siete días. En los cuadros que sólo cursan con fiebre, la temperatura del niño puede volver a la normalidad al cabo de 24 horas, aunque la duración promedio de la fiebre es de tres a cuatro días.

La enfermedad EBMP suele durar de dos a tres días y la meningitis viral puede durar de tres a siete días.

Cuando se sospeche que el niño sufre esta infección, lo que hay que hacer es llevarlo al pediatra para que pueda realizar un diagnóstico. Si el médico indica que sí padece herpangina, le indicará un tratamiento para acabar con la enfermedad.

qué hacer ante la herpangina

Es fundamental que el menor beba mucho líquido, aunque lo rechace o le cueste tragarlo. Esta es la única manera de que no se deshidrate.

Para aliviarle las molestias y dolores, posiblemente le receten algún fármaco tal como ibuprofeno o paracetamol. Específicamente para la mejora del estado de la boca, pueden prescribirle algún tipo de anestésico tópico.

El pediatra indicará a los padres que deben prepararle al niño comida que no sea picante, que no esté caliente y que no sea frita. Eso sin pasar por alto que tampoco es recomendable que tome cítricos y productos que estén demasiado salados, porque le causarán más irritación y dolor en la garganta.

Se advertirá a los progenitores además que tienen que conseguir que tome más zumos de fruta y más lácteos, ya que contribuirán a acabar con las llagas que pueda tener en el interior de la boca.

El helado es un producto muy recomendable no solo porque es un lácteo sino porque su frío aliviará las molestias que pueda estar sintiendo.

Además, es recomendable que los niños que sufren esta infección causada por el virus no acudan al centro escolar hasta que no se hayan recuperado por completo. Así se evitará contagiar a otros compañeros. Por regla general la herpangina, suele desaparecer al cabo de ocho o diez días.

¡Comparte esta información!

Importante: Debe aclararse que Bioguía no da consejos médicos ni receta el uso de técnicas como forma de tratamiento para problemas físicos o mentales sin el consejo de un médico, sea directa o indirectamente. En el caso de aplicar con ese fin alguna información de este sitio, Bioguía no asume la responsabilidad de esos actos. La intención del sitio es solamente ofrecer información de naturaleza general para ayudar en la búsqueda de desarrollo y crecimiento personal.

Fuentes:

OkDiario

BBC


Otros

Hogar

4 razones por las que la popular serie Peppa Pig no es un buen ejemplo

La popular serie se emite en millones de hogares alrededor del mundo, pero no por eso es un buen ejemplo para los más pequeños de la casa.

Salud

¿Alguna vez tuviste el síndrome del impostor? ¿Qué es?

El síndrome del impostor no es una enfermedad, sino algo que tal vez hayas vivido alguna vez. ¡Presta atención a ver si te ha pasado!

Salud

Pasar mucho tiempo con pantallas, ¿puede retrasar el desarrollo del niño?

Los más pequeños se entretienen fácilmente con una pantalla. Pero ¿puede esto tener consecuencias en su crecimiento?

share