Organizar tanto la nevera como el congelador correctamente evitará el desperdicio de alimentos y prolongará la vida útil de los electrodomésticos.

[También te puede interesar Cocina zero waste: 8 tips a tener en cuenta para generar menos residuos en casa]

Hay errores comunes que todos cometemos, como sobrecargar los estantes de comida o colocarla en sectores no recomendados. En esta guía, encontrarás trucos para almacenar los alimentos en casa y aprovechar al máximo su vida útil.

tips para prolongar la vida útil de la nevera

Para un buen funcionamiento de la nevera, es importante limpiarla periódicamente, algo que además ayudará a que los alimentos no se contaminen. Evita abrir constantemente la puerta, para no afectar la temperatura interna.

En cuanto a la misma, para la nevera debería estar en un máximo de 5 grados centígrados, mientras que el congelador debería rondar los -18º.

¿cómo almacenar los alimentos en la nevera?

1. Divide las frutas de las verduras

Aprovecha los cajones divisores para separarlas. Coloca las frutas en uno y las verduras en otro. Algunas liberan etileno, un componente que acelera el proceso de maduración de los vegetales.

2. Pon adelante los alimentos que deben consumirse en lo inmediato

Dejar a la vista los alimentos listos para consumir evitará que queden ocultos y se echen a perder. Un truco útil es colocarlos en recipientes herméticos transparentes y apilarlos de forma ordenada, para que queden vistosos y sea más fácil encontrarlos.

Una mujer toma fresas de la nevera

Así, al abrir la puerta de la nevera, no perderás tiempo buscando qué comer. Si sacas los alimentos de su paquete original, recuerda rotular el tupper con la fecha de vencimiento.

3. Congela las sobras y todo lo que no se consuma enseguida

Si ha sobrado comida, guárdala en un recipiente apto para el congelador. Si la porción es muy grande, divídela en partes más pequeñas. Así, al descongelar los alimentos, tendrán el tamaño justo para servirse en un plato o llevar al trabajo. Si preparas comida en cantidad para congelar y tener listo un menú semanal, aplica el mismo método.

4. Evita colocar lácteos y huevos en la puerta de la nevera

Un error frecuente es guardar los huevos o productos como el queso o la leche en la puerta, la zona más cálida de la nevera.

[También te puede interesar Higiene zero waste: conoce cómo puedes reducir el plástico presente en tu cuarto de baño en 5 pasos]

Y es que, generalmente, los compartimentos para ello vienen de fábrica. Procura almacenarlos en la parte trasera, donde está más frío, para que se conserven mejor.

5. Evita la contaminación cruzada

Divide los alimentos según su tipo para evitar la contaminación cruzada. Por ejemplo, si hubiera carne en la nevera, puedes colocarla en la parte inferior, separada de los alimentos vegetarianos.

¿qué otros tips agregarías? cuéntanos en los comentarios