La forma en la que empezamos el día, muchas veces, determina cómo será el resto de la jornada. Por ello, es fundamental crear hábitos saludables que nos conecten con nuestro bienestar. Comienza tu día con energía y una actitud positiva siguiendo estos consejos.

[También te puede interesar 6 hábitos saludables para incorporar a tu rutina diaria]

1. ¡estírate!

Probablemente pases muchas horas durmiendo en la misma posición. Por eso, es importante que estires tu cuerpo suavemente al levantarte. Así, evitarás contracturas y te sentirás con más energía. El estiramiento aumenta el flujo sanguíneo en los músculos.

eliminar toxinas naturalmente

2. bebe un vaso de agua antes de desayunar

Es importante hacerlo al despertar ya que, mientras dormimos, nos deshidratamos. Beber agua activa el metabolismo, además de contribuir al buen funcionamiento de los órganos del cuerpo, principalmente los riñones.

3. dúchate

Darte una ducha por la mañana te ayudará a relajarte y, al mismo tiempo, a mantenerte en alerta y creativo. Así lo asegura la Dra. en Psicología de Harvard, Shelley Carson. Hacerlo durante la noche también trae beneficios para conciliar el sueño.

4. escribe intenciones positivas

Ten un cuaderno a mano y apunta todo aquello que venga a tu mente. Plasmar ideas, pensamientos y reflexiones en papel te ayudará a liberar la mente y a mejorar la concentración. Existen técnicas para practicarlo. Una de ellas es colocar un cronómetro por algunos minutos y escribir sin parar.

escribir

5. prepara un desayuno nutritivo

Un desayuno que aporte energía es clave luego de tantas horas sin ingerir alimentos. Añade infusiones, cereales, frutas y semillas para obtener las vitaminas y minerales que necesitas para empezar bien el día.

6. medita por unos minutos

Meditar por la mañana favorece la concentración y hará que adoptes una actitud positiva. Respirar conscientemente durante tan sólo unos minutos cambiará tu día por completo.

7. sal a caminar

Ponte auriculares con tu música favorita, ropa cómoda y sal a caminar. Hacerlo trae numerosos beneficios. Entre ellos, se encuentra la prevención de enfermedades tanto físicas como mentales.

[También te puede interesar ¿Por qué motivos deberíamos practicar la gratitud cada día?]

Según un estudio publicado en el Journal of Epidemiology, los expertos afirman que al caminar 30 minutos se gana en longevidad. Lo cierto es que, además, las caminatas ayudan a despejar la mente y son una excelente forma de comenzar el día.

8. ten una agenda con las tareas del día

Tener una agenda con todas las tareas apuntadas, como en el caso del diario personal, te permitirá mejorar la concentración. De esta manera, liberarás la mente de pensamientos recurrentes acerca de tus obligaciones y te sentirás más relajado. Además, al asignar horarios y hacer listas tendrás todo ordenado y a la vista.

y tú, ¿qué otros hábitos agregarías a la lista?