Científicos encuentran una nueva forma de descomponer este plástico. Igualmente, deciden reutilizar este material con estrategias novedosas. Se abre así una esperanza para eliminar estos materiales en los ecosistemas.

Sucede que el polietileno es reutilizable. No obstante, la cultura del reciclaje es poco inculcada. Por eso, este material se encuentra diseminado en los mares y en otros lugares del planeta.

También te puede interesar: Un gato de 37 metros, hallan una nueva figura en las Líneas de Nazca

¿Qué se ha hecho hasta ahora con los residuos de polietileno?

Se han usado tres alternativas: 1) simplemente se deshecha en vertederos, 2) se quema liberando así gran cantidad de gases tóxicos al ambiente, 3) reciclar. Vale decirse que la última alternativa ha sido la menos usada.

Por lo general, el polietileno es lanzado al mar. Se convierte así en un auténtico problema para la vida oceánica. Al no ser un material biodegradable, permanece durante siglos en el lecho marino, alterando los ecosistemas.

Además, al quemarlo sucede que libera CO2 y otros gases nocivos. Por ende, hay que encontrar una manera adecuada de manejar este plástico. Eso es justo lo que se ha propuesto un grupo de científicos de la Universidad de California en Santa Bárbara.

botellas de plastico recicladas
Es importante crear estrategias para tratar el plástico usado.

Un método para acelerar la descomposición del polietileno

Este nuevo método permite hacer la descomposición con menos calor, ya solo necesita de unos 570 grados Fahrenheit. Tal vez, lo más importante es que necesita de solventes como hidrógeno. Solo necesita de un catalizador con óxido de aluminio.

Una de las ventajas de este método es que permite extraer de los polímeros moléculas alquil aromáticas, las cuales son de utilidad en otras industrias. De ese modo, hay un nivel de reciclaje aunado al hecho de descomponer este material.

Igualmente, sucede que este método es una alternativa poco contaminante para deshacerse de este plástico. Se trata de un buen logro para este grupo de científicos. No obstante, no es luz verde para seguir elaborando polietileno masivamente.

También te puede interesar: Cómo hacer que las verduras y frutas orgánicas te duren más tiempo

(Fuente: Dreamstime)

¿Hay otras opciones para atender este problema?

Se ha planteado la creación de una superenzima que come plástico más rápido, obtenida de algunos insectos. No obstante, aún es algo que está en fase de pruebas. Igualmente, recolectar este material de manera consciente.

Otro caso se encuentra en el mejor manejo de este material. Por ejemplo, tenemos promesa de Adidas de fabricar sus productos con plástico reciclado a partir de 2024. Lo cierto es que lo ideal es reutilizar el polietileno para no fabricarlo en demasía.

¿Qué podemos hacer para eliminar el exceso de polietileno? Ya hay algunas medidas. Lo mejor es sustituir o reciclar. Ese el modo en que somos más conscientes con el planeta. ¡Hagámoslo!

Fuente:

UNILAD

lagradona.com