Después de un año en espera por la vacuna contra el Covid-19, es más que evidente que su llegada muchos quisieran celebrarla con un trago. Pero, celebrar la flamante inmunidad quizás debería ser con una bebida natural. Científicos recomiendan que se debe evitar consumir alcohol para no inferir con la respuesta inmunológica del cuerpo al recibir el antídoto.

Está claro que no existen evidencia de que tomarse un trago o dos pueden desactivar o disminuir la eficacia de las actuales vacunas contra el coronavirus. De hecho, algunos estudios sugieren que a largo plazo, un consumo bajo o moderado de este tipo de bebida podría beneficiar al sistema inmunitario. Al igual que reducir la inflamación.

Por el contrario, un consumo fuerte de alcohol y especialmente si es sostenido en el tiempo, puede deprimir el sistema inmunitario. Y hasta podría inferir potencialmente con la respuesta inmunitaria del suero.

Sputnik-Light está a solo un paso de registrarse como la vacuna de una sola dosis contra covid-19

Se debe prestar especialmente atención esto, ya que el cuerpo puede pasar semanas desde la vacunación hasta que el cuerpo genera un nivel de anticuerpos suficiente. De generarse una eficaz respuesta, el organismo no podrá protegernos.

Ilhem Messaoudi, directora del Centro de Investigación de Virus de la Universidad de California, quien lideró una investigación acerca de los efectos del alcohol dice:

“Si se bebe de forma moderada, realmente no existe riesgo de tomar una copa alrededor de la fecha de tu vacunación”

El experto asegura que lo realmente peligroso es consumir grandes cantidades de alcohol debido a los efectos en todos los sistemas biológicos.

Primeras inquietudes sobre el alcohol

Covid-19: ¿Se debe evitar consumir alcohol después de recibir la vacuna?


Las sospechas sobre la relación entre el alcohol y el coronavirus empezaron a circular en diciembre. Un funcionario de salud de Rusia advirtió que había que había que evitar el alcohol dos semanas antes de vacunarse y abstenerse otros 42 días después. De acuerdo con un informe periodístico, el funcionario habría asegurado que esta bebida puede inhibir la capacidad del cuerpo para desarrollar inmunidad. Esta advertencia paralizó al país, ya que el índice de consumo alcohólico en Rusia es de los más altos del mundo.

Por otro lado, en Estados Unidos, algunos expertos dicen que haber escuchado inquietudes parecidas sobre el consumo de alcohol al momento de vacunarse.

Los ensayos clínicos de las vacunas actualmente aprobadas para su uso por la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA) no analizaron específicamente el impacto del alcohol sobre la efectividad de los sueros. Científicos indican que es posible que el futuro se cuente con más datos, pero por ahora, la mayor parte de lo que se conoce proviene de investigaciones anteriores.

Pero algo que dejan claros los estudios realizados es el consumo excesivo de alcohol afecta la respuesta inmunitaria y aumenta su vulnerabilidad a infecciones bacterianas y virales. Y por el contrario, beber con moderación no parece tener el mismo efecto

¡Comparte esta información!