La situación con esta enfermedad se presentó en la provincia de Khovd, en Mongolia. Allí se han detectado dos personas que fallecieron con síntomas muy similares a los de la peste bubónica. Por eso, hay alertas sanitarias y se genera otra cuarentena preventiva en la región.

[También te puede interesar: Puede que estés siendo víctima de la mayor epidemia de este siglo sin darte cuenta]

Las dos personas sospechosas de esta enfermedad tuvieron algo en común: comieron carne de marmota. Este animal es similar a las ardillas, pero mucho más grande. Igualmente, no es arbóreo sino terrestre. Si bien está prohibido cazarlo, en zonas rurales la gente se sigue alimentado con marmotas.

Una enfermedad que la humanidad ha logrado contener

En otras épocas, esta peste hizo estragos. Es ocasionada por la bacteria Yersinia pestis. Sus síntomas más evidentes son: la inflamación de ganglios linfáticos y una fuerte necrosis en las extremidades.

El imperio Romano padeció esta enfermedad en varias ocasiones. Asimismo, durante en 1347 llegó a expandirse de tal manera que un tercio de la población europea falleció por su causa. Gracias al descubrimiento de los antibióticos, este problema se ha logrado dominar. No obstante, entre los siglos V e inicios del XX hubo brotes que causaron emergencias.

marmota 2
Marmota. Fuente: Shutterstock

Los modernos antibióticos mantienen a raya a la bacteria Yersinia pestis. No obstante, siempre hay que tenerla bajo vigilancia. Por ejemplo, en 2017 hallaron algunas pulgas con peste negra en Arizona; por lo que se tomaron las acciones sanitarias al respecto.

Enfermedades que se transmiten de animales silvestres a los humanos

Muchos virus están latentes en especies zoológicas. Los animales que los tienen no padecen enfermedades. No obstante, cuando esos virus se transmiten entre especies diferentes estallan desequilibrios de salud.

¿Por qué sucede esto? Ocurre que los virus se acoplan al organismo que les sirve de huésped. Este último, también se adapta al virus y genera defensas que permiten la coexistencia del virus y el huésped.

No obstante, cuando el agente viral pasa a una especie que no tiene defensas, aparecen enfermedades. Se sospecha que esto último fue lo que sucedió con el COVID 19. De hecho, se ha dicho que el coronavirus se transmitió a humanos por haberse alimentado con murciélagos, serpiente o pangolines.

La peste bubónica se propaga principalmente por la picadura de pulgas infectadas que habitan en roedores. Fuente: Shutterstock

¿Tendremos otra pandemia en este siglo XXI?

Todos estamos pendientes del COVID 19. No obstante, no hay que bajar la vigilancia de las demás infecciones. En dado caso, queda claro que el consumo de animales silvestres trae riesgos innecesarios.

[También te puede interesar: ¿Es posible una epidemia mundial? ¿Qué es la "Enfermedad X"?]

¿Acaso esta peste se convertirá en otra pandemia? Por lo pronto, resta confiar en que tenemos la disciplina y conocimientos necesarios.

Fuente:

Ámbito