Cookies!

Bioguia utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

Tendencias

Perdió 20kg con solo 21 minutos de ejercicio a la semana: ¿cómo lo hizo?

Su trabajo no le dejaba tiempo para disfrutar de la actividad física, pero un comentario de un amigo suyo en Facebook lo llevó a hacer un cambio radical en su vida.

Waleska Bustos

30/07/2019

Tendencias

Perdió 20kg con solo 21 minutos de ejercicio a la semana: ¿cómo lo hizo?

Su trabajo no le dejaba tiempo para disfrutar de la actividad física, pero un comentario de un amigo suyo en Facebook lo llevó a hacer un cambio radical en su vida.

Waleska Bustos

David Paul Kirkpatrick es un hombre que ha hecho posibles algunas de las películas más famosas del mundo, pero a quien la mayoría de las personas no conocía.

Durante años fue jefe de producción de Paramount Pictures y Walt Disney Pictures, así que formó parte del proceso creativo de películas populares e icónicas. Al mismo tiempo, su carga de trabajo no le dejaba demasiado tiempo libre, y mucho menos podía disfrutar del ejercicio.

Sin embargo, algo tan simple como un comentario de un amigo suyo en Facebook lo llevó a hacer un cambio importante en su vida.

[También podría interesarte:Estas son las frutas con menos calorías que te ayudarán a adelgazar]

"Un amigo en Facebook me preguntó si alguna vez había vuelto a correr con la libertad con la que todos los hacemos cuando somos niños", cuenta. Este pequeño intercambio lo impulsó a tomar la decisión de tomarse más en serio su salud.

Con el tiempo, empezó a sentir entusiasmo por hacer caminatas cuando le fuera posible. Cuenta que descargó una aplicación para contar los pasos que daba mientras se ejercitaba, y aunque admite que alguna vez llegó a dar más 10.000 en una sola sesión, no se atrevía a correr. Pero un día, decidió hacerlo.

Al principio, tomó un balón de fútbol y decidió correr detrás de él, en vez de simplemente correr sin un rumbo específico, como la mayoría lo haría. Inicialmente, le costó mucho trabajo.

"A diferencia de la carrera de larga distancia, que es un ejercicio aeróbico, lo que yo decidí hacer era anaeróbico, lo que significa que mi cuerpo se movía a una intensidad tal que mi sistema cardiovascular no podía suministrar oxígeno a los músculos con la suficiente rapidez. Pensaba que me moría", dijo.

Con el tiempo, el esfuerzo se volvió un poco más llevadero. Hoy, cada vez que corre, el movimiento de la pelota hacia adelante le genera optimismo, le da más fuerza para seguir adelante. Asegura que su sencilla rutina lo ha ayudado a perder 18 kilos.

[También podría interesarte: ¿Sabes a dónde se va la grasa cuando pierdes peso?]

Su rutina consiste en correr tres días a la semana, dejando un día de descanso entre cada día de entrenamiento. Calienta unos tres o cuatro minutos, y luego hace sus carreras. En total, suele completar unas siete carreras seguidas, y cada sprint dura aproximadamente 15 segundos. A la semana, esto suma apenas unos 21 minutos.

Pasado un tiempo, decidió dar el paso hacia alimentarse de manera más sana. Cuenta que utiliza la técnica del 80/20 para guiar su dieta. Esto significa que el 80% de lo que come está comprendido por frutas y verduras, y el 20% restante, por proteínas.

Kirkpatrick está muy satisfecho con las mejoras en la calidad de vida que ha experimentado desde que empezó, señalando que duerme mejor y que su salud en general ha mejorado.

¿Qué piensas de su historia? Cuéntanos en los comentarios y comparte con tus amigos.

Fuente:

El Confidencial


Otros

Alimentación

Estas son las frutas con menos calorías que te ayudarán a adelgazar

Estas 14 frutas son bajas en calorías y tienen decenas de beneficios. ¡Son perfectas para complementar tu programa para adelgazar!

Salud

Cómo hacer un auto-masaje reductor en el abdomen

Los masajes reductores son una manera muy efectiva de eliminar grasa, mejorar el tono muscular y la digestión.

Alimentación

¿Tienes hambre física o emocional? Aprende a distinguirlo

Muchas veces comemos como reacción a nuestras emociones. La primera manera de evitarlo es reconocerlo, y aquí te contamos cómo.

share