En el año 2019, Costa Rica presentó su Plan Nacional de Descarbonización. Esta política llevó a la nación a ganar el premio Campeones de la Tierra de las Naciones Unidas por su fuerte compromiso con el ambiente. El objetivo para 2050 es reducir sus emisiones de modo que no sobrepasen lo que pueden compensar con la preservación y expansión de sus bosques. Es decir, lograr cero emisiones netas.

Si bien la huella de carbono de Costa Rica es pequeña en comparación con la de otros países, han puesto las preocupaciones ambientales en el centro de sus estrategias políticas y económicas. De esta manera han transformado un objetivo ideal en un conjunto de pasos factibles y prácticos que debe tomar cada sector para lograr la descarbonización.

Así, buscan demostrar que se puede crecer de manera sustentable con políticas responsables y un esfuerzo sostenido. El éxito de este plan puede convertir a Costa Rica en un modelo a seguir por otros países. Este puntapié inicial impulsa a que cada país diseñe su propia estrategia de descarbonización que atienda su realidad ambiental y socioeconómica.

¿Cuáles son las ventajas?

Costa Rica cuenta con dos características que le dan una ventaja en materia ambiental.

Matriz energética

En 2017, Costa Rica logró abastecerse durante 300 días solo con energías limpias. Esto lo ha conseguido tras muchos años de inversión que le permitieron reducir casi por completo el uso de combustibles fósiles para generar electricidad. Por ello, su matriz energética tiene un alto porcentaje de fuentes renovables. Principalmente, energía hidroeléctrica, geotérmica, eólica, solar y de biomasa.

Cobertura forestal

Este país tiene una superficie de 51100 kilómetros cuadrados. Hoy en día, la mitad del territorio nacional está cubierto por árboles tras revertir décadas de deforestación. Los árboles son importantes sumideros de carbono y, además, regulan naturalmente la temperatura ambiental y las inundaciones, entre otros servicios ecosistémicos.

[También te puede interesar: ¡El presidente de Costa Rica vetó la pesca de arrastre!]

Costa Rica fue reconocida como uno de los mejores destinos turísticos del mundo debido a su vida silvestre y su naturaleza.

¿Cuáles son los desafíos?

Tres son los principales desafíos que tiene por delante Costa Rica para lograr su Plan de Descarbonización.

Transporte

El transporte es el principal consumidor de combustibles fósiles y el objetivo es eliminar su uso para 2050. Reemplazar los trenes, autobuses y vehículos particulares por su versión eléctrica, junto con la instalación de estaciones de carga necesarias requiere una gran inversión. El desafío no solo es un tema de financiación y de intereses económicos. Debido al intenso tráfico en la capital, muchos ciudadanos priorizan la compra de un auto usado para ahorrar tiempo de viaje, lo que genera más emisiones a la atmósfera.

auto electrico
El uso de vehículos eléctricos es una excelente opción cuando la mayor parte de la electricidad se obtiene de fuentes renovables.

Gestión de residuos

Otro de los desafíos de este país latinoamericano es el tratamiento de los residuos. Se busca reducir las emisiones de carbono de los rellenos sanitarios incentivando la creación de nuevas plantas de tratamiento, de reciclaje y de compostaje. Y esto debe ir acompañado de una concientización social sobre la separación y reducción de los residuos que se generan.

Agricultura y ganadería

Un tema no menor son las emisiones provenientes del sector agrícola y ganadero. El desafío implica limitar dichas emisiones y reducir el uso de tierras que hacen las plantaciones de piñas y plátanos y el ganado. Esto supone un impacto en la sociedad de Costa Rica, que presenta un alto consumo de carne.

Situación actual

En el camino hacia la descarbonización, Costa Rica ya ha tomado varias medidas concretas. Por ejemplo:

• a finales de 2020 ha recibido los primeros autobuses eléctricos y ha hecho una gran inversión en estaciones de recarga eléctrica;

ha prohibido los plásticos de un solo uso en las Áreas Silvestres Protegidas en el marco del Plan de Gestión Integral de Residuos;

• ha desarrollado un Programa de Pagos por Servicios Ambientales que reconoce a los dueños de las tierras por proteger los bosques.

• ha propuesto una reforma fiscal verde, ya que un porcentaje importante de los ingresos provienen de la venta de gasolina.

Estas y otras iniciativas de Costa Rica son esperanzadoras y marcan un rumbo para que más países adopten estrategias en línea con el compromiso mundial de lograr cero emisiones netas.

Fuentes:

NYTIMES, PNUMA, NATIONAL GEOGRAPHIC, NOTICIAS AMBIENTALES, ARGENTINA FORESTAL, BID