Por cada punto por encima de 23, las personas tienen un 5% más de probabilidades de ser hospitalizadas dice el estudio realizado por expertos de la Universidad de Oxford. La investigación indica que el índice de masa corporal (IMC) también influye sobre la posibilidad de tener Covid-19 severo. También tienen un diez por ciento más de probabilidades que sus pares más delgados de necesitar un tratamiento de cuidados intensivos.

Un IMC saludable está entre 18,5 y 25. Sin embargo, el nuevo estudio demuestra que tener un índice de 23 o más no es sano. No obstante, el riesgo es más significativo en los adultos más jóvenes. Es decir, en alguien de entre 20 y 39 años tiene un nueve por ciento más de riesgo de hospitalización por cada punto de IMC por encima de 23.

[También te puede interesar: ¿Cómo se vive la “nueva normalidad” en los países líderes en vacunación?]​​​​​​​

La obesidad incrementa la posibilidad de tener Covid-19 grave

Estudios anteriores han encontrado que las personas obesas tienen un riesgo mayor de tener enfermedad grave y muerte por Covid-19. Pero este es el primer estudio que analiza todo el rango de IMC.Las personas que tenían bajo peso, con un IMC inferior a 18,5, también experimentaron peores resultados con coronavirus, sugiere la investigación.

El estudio publicado en The Lancet Diabetes And Endocrinology encontró que el riesgo de hospitalización se incrementa progresivamente por encima de un IMC de 23. Además, es independiente de otras condiciones de salud preexistentes.

La doctora Carmen Piernas, autora principal del estudio, del departamento Nufeld de ciencias de la salud de atención primaria de la Universidad de Oxford, dijo:

“Nuestro estudio muestra que incluso un exceso de peso muy modesto se asocia con mayores riesgos de complicaciones graves de COVID-19. Y que los riesgos aumentan bruscamente a medida que aumenta el IMC”.

También quedó demostrado en el estudio que los riesgos asociados con el exceso de peso son mayores en personas menores de 40 años. Mientras que el peso tiene poco o ningún efecto sobre las posibilidades de desarrollar Covid-19 grave después de los 80 años.

Lo que dice el índice de masa corporal sobre la posibilidad de tener Covid-19 severo

La investigación sugirió que las políticas de vacunación deben dar prioridad a las personas con obesidad. Sobre todo ahora que la vacuna se está implementando en grupos de edad más jóvenes.

Los riesgos asociados con un IMC más alto fueron mayores para las personas negras en comparación con las personas blancas. Y no hubo evidencia de que los riesgos para otros grupos étnicos fueran diferentes a los de la población blanca.

Por su parte, el profesor Paul Aveyard, que codirigió el estudio, del departamento Nufeld de ciencias de la salud de atención primaria de la Universidad de Oxford, dijo:

“Todavía no sabemos que la pérdida de peso reduce específicamente el riesgo de resultados graves de Covid-19. Pero es altamente plausible, y sin duda traerá otros beneficios para la salud".

[También te puede interesar: Covid-19: ¿Se debe evitar consumir alcohol después de recibir la vacuna?]

El sobrepeso no es una opción de vida, tú salud es primero